miércoles, 4 de septiembre de 2013

7 curiosidades curiosas sobre los espartanos



300 espartanos con abdominales de tableta de chocolate. No hay constancia histórica de que estuvieran tan cachas.


Justo es reconocer que los espartanos siempre han despertado bastante interés. Basta ver la de gente que se tragó la peli esa de "300", que hasta creo que hay video-juegos sobre ella y se venden réplicas del falso yelmo del musculoso Leónidas. Su peculiar modo de vida, su rígido sentido de la disciplina, su control demográfico, aberrante bajo nuestra perspectiva moderna, así como su belicosa sociedad basada en la milicia siempre han atraído al personal de una forma morbosa. Incluso denominamos como "vida espartana" a un modus vivendi austero al máximo, y decimos que alguien es lacónico cuando habla lo justo y necesario y nada más porque, entre esta gente, hablar más de la cuenta estaba mal visto por lo que esos cuñados o compadres que no paran de parlotear lo tenían claro. Para los que lo desconozcan, los espartanos eran también conocidos como laconios, de ahí el adjetivo, así como lacedemonios.

Así pues, y para mayor conocimiento de esta peculiar gente, ahí dejo una serie de curiosidades curiosas que, posiblemente, sorprendan a más de uno. Helas ahí...



Monte Taygetos
1. El tema demográfico se lo tomaban muy en serio. En una sociedad en la que todos los hombres eran destinados invariablemente a la milicia, no se podían permitir criar niños defectuosos. Así pues, cada vez que nacía un crío el consejo de ancianos decidía si merecía la pena dejarlo vivir, por lo que los recién nacidos deformes, canijos, birriosos o con pinta de tener algún tipo de deficiencia mental eran simplemente abandonados para que murieran. El lugar para ello era un desfiladero situado junto al monte Taygetos y denominado Ceadas. Así mismo, el control sobre la demografía femenina era aún más estricto, ya que solo se permitían tantas niñas como mujeres habían pasado al otro mundo o quedaban inútiles para procrear debido a la edad. Obviamente, en aquellos tiempos aún no había feministas. Ah, por cierto... el monte de marras también era aprovechado para liquidar a los delincuentes, despeñándolos por el desfiladero de Ceadas.



Nenes espartanos en clase de escritura
2. A los cinco años, los críos se convertían en un paidion o chico, eran separados de mamá y enviados a hacer puñetas a un barracón donde comenzaban su adiestramiento militar, aprendían a leer y escribir, canciones guerreras e incluso una especie de baile llamado pyrriche, el cual tenía como objeto acompasar sus movimientos mientras portaban las armas de los meirakion durante sus entrenamientos. Los meirakion eran los jóvenes a partir de los doce años de edad. El entrenamiento era pelín brutal en todos los sentidos, e incluso se les tenía cortitos de alimento para que se habituasen a las penurias de la guerra. De hecho, a fin de fomentarles la astucia y la habilidad, se les instigaba a que robasen comida si tenían hambre. Pero si eran sorprendidos se les castigaba con gran severidad, pero no por robar, sino por dejarse atrapar. 




Ilotas echando el bofe currando mientras
los jefes se lo pasan pipa matando gente
3. Cada niño tenía un tutor que era responsable de su comportamiento y de sacarle el máximo rendimiento a su educación. Esto daba lugar a un nivel de homosexualidad (más bien bisexualidad diría yo) muy elevado por razones obvias ya que los espartanos, aunque se casaban, no podían vivir con sus mujeres, sino en sus cuarteles. Solo podían visitarlas con meros fines procreatorios para fabricar más espartanitos. De hecho, ni un solo espartano desempeñaba las labores habituales en los hombres de la época. O sea, no había panaderos, ni labradores ni artesanos de ningún tipo. Todos los hombres eran invariablemente enviados al ejército, así que su economía se basaba en que dichos trabajos los llevaran a cabo prisioneros de guerra, los famosos ilotas que aparecen en todos los crucigramas como "esclavos de los lacedemonios". 



Espartanitas admirando las carnes prietas de las espartanitos
4. Contrariamente al resto de las tribus griegas en las que las mujeres tenían menos influencia que un sujeto honrado en el Congreso, en Esparta tenían una consideración social más igualada al hombre. Aunque no podían intervenir en cuestiones de gobierno, tenían sobre sí la responsabilidad de llevar los temas domésticos, o sea, que el funcionamiento de su peculiar economía recaía sobre ellas. A fin de fortalecerse para engendrar, parir y criar hijos fuertes y sanos, desde niñas practicaban todo tipo de deportes, tiraban con arco y no se cortaban un pelo a la hora de plantarse en cueros vivos delante de los mozalbetes que practicaban sus ejercicios de rigor y bailoteaban ante ellos sin ánimo lascivo ya que ellos también estaban en pelota picada todo el santo día para fortalecerse y habituarse al frío y al calor.



5. A los 18 años, los espartanos pasaban a convertirse en eiren, o sea, ciudadanos de pleno derecho. A partir de ese momento pasaban a ser educadores de los críos de menos edad, y eran nombrados tutores de uno de ellos. Curiosamente, a pesar de que la esperanza de vida en aquellos tiempos no eran ninguna maravilla, y en este caso menos aún porque se pasaban media vida batallando, hasta los 30 años no solían casarse si bien la soltería estaba terminantemente prohibida. Así mismo, las mujeres no tomaban estado hasta los 25, que para mujer y para esa época eran ya bastante, digamos, talluditas. Con todo, los hombres estaban sujetos a filas hasta los 70 años nada menos aunque pocos llegaban a esa edad si bien hay constancia de un tal Hippodamas, que palmó heroicamente a la provecta edad de 80 años. Era un fiera el tal Hippodamas, qué carajo... 




6. Al llegar a la edad adulta, al hombre espartano se le permitía llevar el pelo largo. Según Jenofonte, esta moda daba un aspecto más digno y, al mismo tiempo, más terrorífico a estos belicosos sujetos. Por otro lado, parece ser que, en realidad, el pelo largo era propio de hombres libres ya que los siervos y esclavos no podían llevar a cabo trabajos manuales con abundantes melenas por ser más un incordio que otra cosa, por lo que lo llevaban corto. El pelo se lo dejaban crecer hasta los hombros mientras que la barba, dependiendo de la época, la llevaban más o menos larga pero sin bigote, que por norma se lo afeitaban. En la foto de la derecha tenemos una figura de bronce que representa a un guerrero espartano y en la que se aprecian largas guedejas de pelo asomando bajo el yelmo. 





Muerte de Aquiles. A lo lejos, Paris
aún empuña el arco homicida

7. Los espartanos despreciaban profundamente a los arqueros ya que consideraban el arco como un arma propia de cobardes tanto en cuanto mataba a distancia. Entre hombres que solo concebían como algo honorable el combate cuerpo a cuerpo, eso de disparar flechas al personal lo veían algo indigno de guerreros de pro. Según cuenta Plutarco, un espartano herido de muerte por un flechazo se quejaba amargamente no de su muerte inminente, sino de haber sido apiolado por un afeminado que mataba desde lejos sin haber tenido oportunidad de enfrentarse a él. De hecho, hay una teoría que dice que, en la Ilíada, Paris mata al peleida Aquiles con una flecha como símbolo de cobardía y afeminamiento, ya que el príncipe troyano nunca se hubiese atrevido a enfrentarse cara a cara con él.


Bueno, pues con esto vale por hoy.

Hale, he dicho...




11 comentarios:

nathan hale smith patton dijo...

sr del castillo, es una estupidez pensar que hubo mujeres en el ejercito espartano? ahora vea otra estupidez del progresismo
https://www.muycomputer.com/wp-content/uploads/2018/10/Assassins-Creed-Odyssey-Mujer-Kassandra-e1538743383876.jpg

Amo del castillo dijo...

Ciertamente es una estupidez, pero a mucha gente le da morbo ver en un video-juego señoritas con las tetas gordas y cintura de avispa con una armadura matando gente.

nathan hale smith patton dijo...

Peor sr del castillo, no lo hacen por morbo, lo hacen por la mierda de lo políticamente correcto, ahora esta de moda decir que cierto personaje era gay (como recientemente dijeron que hitler era gay) o que hubo mujeres en epicas donde no eran tomadas en cuenta, esa imagen que le puse es de un juego que recientemente salio y se basa en la Antigua Esparta y metieron a una mujer como pretexto de la inclusión, andan cagando la historia para complacer minorías

Amo del castillo dijo...

Lo de que Hitler era homosexual denota lo ridículamente hipócrita que es la sociedad actual. El otro día vi, que no leí porque me da la risa floja, un artículo de un "experto" que afirmaba que este siniestro personaje era bisexual y sadomasoquista. En resumen, por un lado pretenden convencernos de que las tendencias sexuales del prójimo son de lo más respetables y naturales del mundo por exóticas que sean, pero por otro se sigue empleando la homosexualidad para crear o confirmar la visión negativa que tenemos de alguien. No dicen que Hitler era un jugador vicioso, o que era aficionado en extremo al boxeo o a presenciar peleas de gallos, sino que era homosexual como si eso fuera, aún en el caso de ser cierto, un desdoro más a añadir a su larga lista de paranoias y la causa de su maldad. En fin, esta progresía casposa y abyecta que pretende dictarnos en todo momento qué decir y qué pensar es más contradictoria que un mariscal de campo pacifista.

nathan hale smith patton dijo...

Buen sr del castillo, lo poco que llevo en este mundo me di cuenta de algo que usted ya sabe: La sociedad es hipócrita, desde hace varios meses me anda una idea en la cabeza que no me deja en paz ¿la sociedad permite esas chingaderas LGBT porque estan de acuerdo o solo para no ofender a esas minorías?¿están dispuestos a abandonar sus ideales de la moral solo para darle gusto a otros que son menos?
Ahora lo de Hitler no me sorprenderia que luego digan lo mismo de Hussein y Mao, creoq ue hasta de Lincoln dicen que fue homosexual, mejor preparemosnos para cuando los SJW empíecen a cambiar la historia para hacerla menos ofensiva a su publico de niños de papi

un saludo

Amo del castillo dijo...

No es la sociedad la que permite que las minorías se impongan, Sr. Nathan, son los políticos los que las fomentan simplemente para ganar votos mientras el resto nos callamos la boca para no ser tachados de fascistas, homófobos, xenófobos, etc.

nathan hale smith patton dijo...

si señor pero en Mexico tenemos un dicho: tanto peca el que mata la vaca como el que le agarra la pata, el politico es culpable d emeter todo eso y de la sociedad por aceptarlo como algo normal
Estaria bueno que hiciese algun post desmintiendo la supuesta homosexualidad permitida en Roma y Grecia :3

Amo del castillo dijo...

Ciertamente, hace tiempo que tengo planteado un artículo sobre ese tema, Sr. Nathan. Pero la cuestión es que, aunque la homosexualidad estaba socialmente mal vista o incluso prohibida en Roma o Esparta, en realidad se practicaba sin ocultarla. Muchos personajes relevantes fueron notoriamente homosexuales o bisexuales y no se preocuparon de ocultarlo tanto en cuanto ha llegado a nosotros: Alejandro, Efestión, Sila, Galba, Trajano y un largo et cétera

Renzo Vittorio Camilloni Montalvo dijo...

Creo que igual no nos gustaría pelearnos con una espartana ya que eran mujeres sumamente fuertes en entrenadas con muy buena puntería y no digo sólo de arco sino también de jabalina y con un concepto muy alto de sí mismas y de que solamente ellas parian hombres de verdad

Amo del castillo dijo...

Las espartanas no se entrenaban en artes marciales, Sr. Renzo. Su misión era parir hijos, criarlos hasta que eran enviados al cuartel y cuidar de la hacienda. Además, el arco era un arma despreciable para los griegos en general

Un saludo

Renzo Vittorio Camilloni Montalvo dijo...

Me retracto de mi desmadre escrito,gracias.