miércoles, 24 de mayo de 2017

Cuchillos de trinchera. Knuckle-duster


Soldado yankee mostrando en su costado un cuchillo de
trinchera modelo 1917
Prosiguiendo con el tema cuchillero trincheril y como avanzábamos en la entrada anterior, hoy le toca a los knuckle-duster, los cuchillos de manopla que, en realidad, son por lo general más relacionados con el segundo conflicto planetario si bien, como veremos a continuación, eran más antiguos que la tos. Sin embargo, la enorme proliferación de cuchillos de este tipo a lo largo de dicha guerra hace pensar a muchos que tienen su origen en esa época, lo que es un error porque los knuckle-duster llevaban ya muuuchos años inventados. De ahí que muchos de los que me leen echen en falta determinados modelos, pero la omisión de estos no se debe más que al hecho de que no estuvieron en servicio durante la Gran Guerra, así que para hablar de ellos habrá que esperar a que se me termine el repertorio y tenga que empezar a contar historias de la Segunda Guerra Mundial. En cualquier caso, antes de entrar en materia conviene concretar algunos detalles para no liarnos y tal. Veamos pues...

En primer lugar debemos saber que las manoplas, nudilleras o llaves de pugilato, como vuecedes prefieran, ya eran usadas por los PVGILIS estruscos y posteriormente romanos que practicaban el PANKRATION en las amenas y edificantes sesiones de LUDII GLADIATORI en las que estos sufridos luchadores  se arrancaban literalmente las muelas de cuajo junto con cachos de jeta a puñetazo limpio. En este caso no hablamos de las nudilleras que todos más o menos conocemos, sino de unas bandas de cuero con las que se envolvían las manos y que, bien guarnicionadas con clavos de bronce, resultaban más demoledoras que el recibo de la contribución urbana con la subida correspondiente al año en curso. El aspecto de estos inquietantes accesorios lo podemos ver en la foto superior, perteneciente a la conocida estatua "El púgil en reposo", una pieza de bronce datada hacia el siglo IV a.C.

Yéndonos al siglo XIX, debemos saber que no había, como ocurre actualmente, leyes que restringieran el uso de este tipo de chismes para su uso como arma de defensa personal y, de hecho, incluso formaban parte de pequeños revólveres y pistolas como la que vemos en la foto de la izquierda para, caso de agotar la munición, liarse a hostias con el adversario. Había infinidad de modelos similares, generalmente armas de muy reducido calibre ideadas para ser llevadas en el bolsillo del chaleco y que, caso de verse en apuros en un callejón oscuro, salir del brete de la forma más airosa posible. Además, como se puede observar, se fabricaban nudilleras similares a las que vemos hoy día cuya misión era dejar listo de papeles a cualquiera de forma bastante eficaz. La que mostramos, fechada en 1864, era un arma de dotación de la policía metropolitana de Nueva York según reza la leyenda que vemos bajo la fecha. Así pues, además de la porra de toda la vida, los abnegados policías no dudaban en partir literalmente la jeta a los delincuentes que ofrecían la más mínima resistencia, cosa esta impensable en la actualidad. Estas nudilleras, fabricadas de bronce o hierro fundidos, solían ir acompañadas de un pequeño peto piramidal en la cima de cada anillo, lo que las hacía aún más contundentes no solo para golpear de frente, sino también de arriba abajo. En fin, algo muy desagradable, las cosas como son.

Por último antes de entrar en materia, añadir que la idea de aunar una hoja con una nudillera data de tiempos bastante anteriores a la Gran Guerra. De hecho, el ejemplar que vemos a la derecha parece ser que ya se comercializaba a finales del siglo XIX. Se trata de un diseño de una firma dedicada a la distribución al por menor de cuchillería propiedad de Charles Clements, radicada en 1890 en Southampton Row, Londres, y fabricada por la Sutherland & Rhodes de Sheffield. Se trata de un arma provista de una nudillera de aluminio y una hoja tipo Bowie de 119 mm. de largo y 16 de ancho. Las cachas son de madera cuadrillada, y están unidas a la empuñadura mediante tres pequeños remaches de hierro. Este cuchillo se comercializó, como los Robbins de la entrada anterior, entre las tropas del frente si bien, como decimos, ya estaba en el mercado desde antes de que nadie pensara que el Apocalipsis se desencadenaría en 1914.

Está de más decir que los british siguieron optando por lo cómodo, o sea, dejar que las tropas se proveyesen de cuchillería idónea para la guerra de trincheras, bien a título personal, bien recurriendo a auto-producción a nivel de unidades tipo regimiento o división. En este caso, el mandamás de turno recurría al material obsoleto que criaba moho en los almacenes de intendencia para, con cuatro arreglos, obtener un cuchillo adecuado con el que dotar a las tropas. En la foto podemos ver un ejemplo. Se trata de una modificación basada en la bayoneta Lee-Metford modelo 1888- foto inferior- a la que se le ha acortado la hoja y se le ha rebajado el grosor de la misma. En la empuñadura se ha soldado un arco dentado de acero para permitir golpear con el mismo. En el detalle vemos la burda soldadura que sólo pretendía unir sólidamente el accesorio a la cruceta y el pomo sin más historias.

Pero esta era la excepción en vez de la regla ya que, como hemos comentado varias veces, la War Office pasaba de complicarse la vida buscando un modelo idóneo y, encima, pagándolo, así que fue el mercado civil el que siguió copando la totalidad de la demanda del ejército británico (Dios maldiga a Nelson). La Clements siguió pues ofreciendo sus diseños que, todo hay que decirlo, estaban bastante bien concebidos. En este caso se trata de un arma bastante básica formada por una nudillera convencional a la que se le unía una hoja tipo Bowie mediante tres remaches. Como vemos en el detalle, donde aparece el reverso de la empuñadura, la espiga de la hoja se ajustaba a la acanaladura de una de las caras de la nudillera, lo que permitía un proceso de fabricación muy rápido y sencillo pero no por ello menos resistente. Las nudilleras podían estar fabricadas de bronce o de aluminio, y la hoja tenía una longitud de 157 mm. La manufactura de estos cuchillos estuvo encomendada a la firma George Ibberson & Co. de, como no, Sheffield, cuya industria cuchillera se forró a base de fabricar cientos de miles de bayonetas y demás objetos punzantes y cortantes para el ejército.

Otro modelo de la prolífica Clements podemos verlo a la derecha. En este caso se trata de un arma provista de una aguzada hoja prismática triangular de 152 mm. de largo montada sobre una empuñadura de aluminio. Al parecer, este cuchillo estaba especialmente destinado a ciudadanos de manos grandes y dedos gordos que no encontraban acomodo en las nudilleras al uso y, al igual que en el modelo anterior, la espiga se acoplaba en una acanaladura abierta en la empuñadura, donde quedaba unida mediante tres remaches de hierro.

Otras empresas también optaron a cubrir la demanda de cuchillos de este tipo, entre ellas la firma John Watts, dedicada sobre todo a la manufactura de navajas. Este sujeto tan emprendedor se hizo cargo de la fábrica, que ya estaba funcionando desde 1765, en la década de 1850 para, unos años más tarde, en 1880, adquirirla a su propietario, Frederick Ward. Básicamente podríamos decir que es una copia del modelo de Clements que hemos visto anteriormente ya que su morfología es similar aunque su manufactura es más básica. Consta de una empuñadura formada por una nudillera de bronce provista de unas cachas cuadrilladas de asta y una hoja tipo Bowie. Esta empresa fabricó otra versión muy parecida con la hoja un poco más larga, así como un modelo cuya nudillera se reducía a un solo anillo para el dedo índice.

Soldado melanino (antes negro a secas)
del tío Sam paseándose por el frente
occidental con su cuchillo modelo
1917 al costado
Por cierto que si alguien se pregunta como es que hasta ahora no se han mencionado modelos alemanes o gabachos (Dios maldiga al enano corso) es porque, simplemente, no fabricaron cuchillos de este tipo. Solo los british y los yankees optaron por esta morfología, así que nadie crea que se me ha ido el santo al cielo. Bien, aclarado esto debemos decir que los modelos presentados fueron, como se ha dicho, fabricados y comercializados por firmas civiles, las cuales estuvieron suministrando a las tropas del gracioso de su majestad hasta el término del conflicto. Sin embargo, la entrada en guerra de los yankees supuso un pequeño revulsivo para la normalización de este tipo de armas ya que, a pesar de que a aquellas alturas de guerra los alemanes estaban un poco cansados, se dieron cuenta rápidamente de que sus tropas necesitaban con urgencia un cuchillo de trinchera como Dios manda. Y estos sujetos no se andaban con chorradas porque, entre otras cosas, su descomunal poder industrial les permitía poner en marcha toda la maquinaria necesaria para fabricar un cuchillo reglamentario sin que esto les supusiera ningún quebranto. De hecho, el ejército norteamericano adolecía de muchas carencias ya que, hasta aquel momento, no se habían visto metidos en una guerra de aquellas dimensiones y, además de cuchillos, necesitaban con urgencia armas automáticas de todo tipo, si bien esto toca contarlo otro día.

Cuchillo de trinchera modelo 1917
En lo referente al tema que nos ocupa hoy, de todo el modelaje al uso entre las tropas británicas les llamaron la atención precisamente los knuckle-duster por aquello de que, además de apuñalar, venía de perlas para neutralizar enemigos pegajosos durante los combates cuerpo a cuerpo a base de golpes en el cráneo, así que rápidamente se pusieron en movimiento para crear un cuchillo de trinchera reglamentario con el que suministrar a sus tropas. Estos no eran tan cicateros como sus antiguos compadres, de modo que se creó la comisión de turno en busca de un modelo adecuado. La decisión final recayó sobre un prototipo diseñado por la firma Henry Disston & Sons, de Filadelfia, si bien su empuñadura no era una nudillera propiamente dicho. La Disston optó por algo muy similar al modelo de auto-construcción que vimos al principio basado en la bayoneta modelo 1888, o sea, una empuñadura de madera provista de un arco de acero armado con seis petos en forma de pirámide cuadrangular. En cuanto a la hoja, en vez de la quizás más adecuada tipología de doble filo prefirieron un aguzado estilete de sección triangular de 228 mm. de longitud en cuyas caras había una finísima acanaladura destinada a proporcionar aún más rigidez de la misma. La adopción de este tipo de hoja se basaba en su capacidad para penetrar en los gruesos capotes del ejército alemán o incluso sobretodos de cuero. Este modelo fue denominado como 1917, y su producción fue encargada a la Oneida, de Nueva York (10.000 unidades) y a la Landers, Frary & Clark (113.000 unidades).

Su construcción era muy simple: los petos del arco se obtenían mediante estampación según podemos ver en la foto superior derecha, lo que lógicamente aceleraba y, sobre todo, abarataba el proceso. La hoja era unida a esta pieza y a la empuñadura mediante una sólida espiga de sección cilíndrica que era atornillada con una tuerca que hacía de pomo ofensivo, o sea, para estamparlo en el cráneo del personal. En cuanto a la vaina, era una pieza muy cuidada fabricada de cuero con la contera y el brocal de acero. Como vemos en la foto inferior, dicho brocal tenía la forma de la hoja con unos pequeños orificios en cada vértice, destinados a permitir la entrada de aire para que, en un momento dado, impedir que la hoja hiciera el vacío a la hora de introducirla y luego no hubiera quien la sacase. La fijación al cinturón era con la típica y versátil presilla de alambre que permitía colocarla en una determinada posición sin que se corriera adelante o atrás, sistema este que aún sigue totalmente vigente por cierto, lo que demuestra su acertado diseño.

En 1918 surgió una variante de este modelo cuya diferencia consistía simplemente en los petos del arco, que en vez de adoptar su forma prismática inicial se optó por troquelar la pieza con una fila de dientes a cada lado para, a continuación, doblarlos hacia fuera tal como vemos en la foto de la izquierda. En la parte superior tenemos el modelo inicial, y en la inferior el modificado con dos hileras de cinco dientes a cada lado. El proceso para obtener esta pieza conllevaba menos pasos que el anterior ya que una estampación en un espacio tan reducido y con un material de tan poco grosor requería hacerlo en varios prensados para no agrietar ni debilitar dicha pieza. Esta variante fue fabricada por la American Cutlery Co., y ambas versiones estuvieron operativas hasta la Segunda Guerra Mundial.

Sin embargo, la hoja prismática no era del agrado de todo el mundo. Por un lado, su carencia de filo limitaba su uso ya que no valía ni para cortar el salchichón del bocata. Por otro lado, hubo casos de rotura por la unión de la hoja con la espiga, lo que hizo que el Ordnance Departament ordenara la creación de otro prototipo de cuchillo que pudiera tener un uso polivalente pero sin perder la capacidad de penetración del modelo anterior. Se testaron tanto el modelo 1917, al que obviamente había que efectuarle diversas mejoras, un modelo francés, otro británico con una empuñadura de nudillera y un modelo fabricado por la firma Hughes que era muy similar al modelo 1917 pero con una hoja de doble filo extraída de las bayonetas Springfield 1873 y con un enorme pomo ofensivo de forma cilíndrico-cónica. El resultado final fue la adopción de un modelo diseñado por la Engineering Division of Ordnance que fue denominado inicialmente como Mark I y, posteriormente, como modelo 1918.

Como vemos, era totalmente distinto al modelo anterior y sospechosamente similar al fabricado por Clements, lo cual no debe extrañarnos ya que en el diseño del Mark I intervino personal de la Fuerza Expedicionaria yankee, que seguramente se hizo con algún ejemplar. Como vemos en a la izquierda, constaba de una empuñadura de bronce provista de pequeños petos en cada anillo, una hoja de doble filo de 171 mm. de largo cuya espiga pasaba por dentro de la nudillera. Era fijada en el extremo mediante un tornillo prismático que actuaba como pomo ofensivo. En la figura superior podemos ver el proceso de montaje de las piezas. Una vez dado por bueno el prototipo se ordenó la construcción inmediata de nada menos que 1.232.780 unidades, para lo que hubo que contratar a varias empresas: la A.A. Simons & Son, la Disston, la Landers, Frary & Clark y la Oneida. Sin embargo, el chollo se terminó antes de que la producción alcanzara siquiera una quinta parte ya que la guerra acabó en noviembre de 1918, cuando apenas se habían terminado 119.424 unidades. 

No obstante, este modelo también siguió operativo y fue suministrado a las tropas que combatieron en todos los frentes durante el siguiente conflicto. Añadir que de este modelo se hicieron infinidad de variantes tras la guerra por las diversas firmas que lo copiaron para su venta tanto a nivel particular como al ejército. Por cierto que, en este modelo, la vaina era enteramente metálica, y se fijaba al cinturón mediante dos pestañas tal como vemos en las figuras de la derecha. Según podemos apreciar, se llevaba por dentro del cinturón en una posición muy elevada para facilitar su extracción, que por la posición de la empuñadura sería mediante un agarre de picahielos muy idóneo para desenvainar y, aprovechando la energía del tirón, descargarlo en el pecho o el cuello de un enemigo. Con todo, cada cual lo colocaba donde le resultase más cómodo, incluyendo el costado izquierdo para efectuar un desenfunde cruzado que permitía lanzar un tajo en el mismo movimiento de la extracción.

Curiosamente, la enorme cantidad de excedentes que quedaron al término de la contienda hizo que se intentaran saldar miles de unidades (solo unos cuantos cientos según el anuncio) que se quedaron sin vender. El que vemos a la izquierda es uno de tantos en los que se ofrecen ejemplares del modelo 1917 por la irrisoria cifra de 1 dólar gastos de manipulación y envío incluidos. Ya quisiera yo gastarme 5 ó 6 eurillos en el puñetero anuncio, ¿que no?... Con todo, la paz no supuso ni remotamente echar al baúl de los recuerdos esta emblemática tipología. Antes al contrario siguió estando muy presente en los magines de los mandamases de forma que, cuando comenzó la siguiente fiesta, se produjeron decenas de cuchillos tanto por los yankees como por los países de la órbita británica. De hecho, hoy día se pueden seguir adquiriendo knuckle-dusters por cualquier probo ciudadano guerrero que quiera largarse a esos sitios donde hace tanto calor y hay tantos moros deseosos de segar cuellos de cruzados. Al cabo, su inquietante diseño ya ejerce de por sí un desagradable impacto psicológico entre los candidatos a probar sus devastadores efectos.

Bueno, ya'tá. Ya seguiremos con más historia cuchilleras.

Hale, he dicho



39 comentarios:

historiasmalditas dijo...

En primer lugar, enhorabuena por la entrada. Ha estado magnífica como siempre. Y es que nos tiene muy mal acostumbrados.
En segundo lugar, hay un par de consideraciones que me gustaría hacer.
Una es que mencionas un revolver con protección en una de las imágenes y no lo he visto. La verdad es que me he quedado con las ganas de conocer tal arma.
La otra es una pregunta. Comenta que la acanaladura en el estilete vale para aumentar la rigidez. Permítaseme no tanto discrepar como opinar diferente. Al eliminar material se le disminuye esa rigidez, al revés, de requerirla, se le añadiría una nervadura.
La acanaladura sirve para introducir en el cuerpo una cantidad de aire y luego permitir una mejor exanguinación. ¿No es así?

Ismael dijo...

El Mark I es una belleza, aunque al fabricar algo parecido técnicamente estaría incurriendo en un delito federal en mi país, porque estos cuchillos están tipificados como de uso exclusivamente militar. Aunque luego uno se encuentra los puestos callejeros llenos de cosas sí.

En Argentina tienen un cuchillo parecido para paracaidistas que me encantaaaa por su aspecto masivo:

http://1.bp.blogspot.com/_J_q7kOzrAF8/S--DlFdjeGI/AAAAAAAAA20/lwhNzhpi85Y/s1600/20100509_86.JPG

Lo mas importante de este tipo de armas blancas sería quizá el aspecto psicológico, tanto la imagen aterradora para el enemigo y quizá mas importante la gran sensación de seguridad que daría al usuario empuñar firmemente algo así.

Exelente información y esquemas Sr. Amo.

Un saludo.

Amo del castillo dijo...

Muy agradecido por el elogio, Sr. Maldito, celebro que haya sido de su interés. Respecto a sus cuestiones, le comento:

Ciertamente menciono revólveres provistos de llaves de pugilato, así como pistolas (la que aparece en la foto). Si quiere ver revólveres equipados con ese accesorio solo tiene que poner en la barra de San Google "revolver knuckle duster" y le saldrán tropocientas fotos. Son, como comento en la entrada, armas de fuego anular de pequeño calibre como el .22 corto, .22 LR y similares.

Respecto a las acanaladuras, eso del aire y la hemorragia masiva es uno de tantos mitos falsos que, por repetidos, muchos acaban tomándolos por artículo de fe. Tanto las acanaladuras como las nervaduras no tienen otro cometido que dar más rigidez y resistencia estructural a la hoja y, caso de que las primeras sean anchas y profundas, aligerar el peso del arma. El hecho de recibir una herida con una hoja acanalada no significará sangrar más en caso de que sean seccionados vasos importantes, teniendo lugar una hemorragia independientemente de la morfología de la hoja que lo cortó. Lo único que podría producir una exanguinación más profusa en todo caso sería un arma afilada como una navaja barbera que, al producir un corte extremadamente limpio, impediría que las paredes del vaso sanguíneo dañado se unieran con relativa facilidad. Pregúntese por qué los cortes que se producen durante un afeitado tardan toda la mañana en parar de sangrar, mientras que un corte con un cuchillo mal afilado se puede restañar sin problemas y la herida se cerrará en pocos minutos. Otro ejemplo lo podemos ver en las flechas de caza mayor, cuyos filos cortan literalmente como una cuchilla y que tienen efectos definitivos en las piezas alcanzadas ya que producen una hemorragia tan masiva que, si el disparo está bien colocado, producirán un shock hipovolémico en menos de medio minuto sin que el animal se percate siquiera de que ha sido alcanzado. En definitiva, eso del aire "gangrenoso" es al parecer una creencia medica surgida en el siglo XV, supongo que por aquello de mezclar humores y tal, ya sabe. Respecto a lo de facilitar de la hemorragia proviene de la idea de que, como bien comenta, por las acanaladuras podría salir la sangre de la herida. Pero tenga en cuenta de que los bordes de una herida permanecen pegados a la hoja mientras esta esté dentro del cuerpo, y que la hemorragia sea interna o externa es lo de menos. Si seccionamos la aorta abdominal la muerte sobrevendrá en unos pocos segundos aunque no haya salido por la herida una sola gota de sangre, que simplemente habrá inundado toda la cavidad abdominal. Pero, además, para llegar a la aorta habría que perforar previamente el estómago y/o los intestinos, heridas que antaño eran prácticamente mortales de necesidad.

Volviendo a lo de la rigidez, le cito un párrafo de "The book of the sword", de Richard F. Burton, que supongo esclarecerá sus dudas al respecto.

"La función de las acanaladuras es eliminar la excesiva flexibilidad de la hoja. Además, quita peso y añade fuerza. Acanalando cada lado de una hoja estrecha, esta se hace más rígida, porque cualquier fuerza aplicada para doblarla lateralmente se encuentra con mayor cantidad de resistencia que la forma puede proporcionar. Mecánicamente hablando, es como aplastar hacia adentro un arco sobre su clave, y cuando más profundo sea el arco mayor será su resistencia. De ahí que la acanaladura estrecha sea preferible a una más ancha de la misma profundidad."

Espero haber aclarado sus dudas al respecto.

Un saludo



Amo del castillo dijo...

Por lo que veo, Sr. Ismael, los legisladores de su país son tan gilipollas como en el nuestro, donde los delincuentes tienen las armas que haga falta y la gente decente tiene que ir desarmada. En fin, será parte de la herencia genética y cultural, ya sabe.

Por lo demás, es cierto que el efecto psicológico de esos chismes debe influir notablemente a la hora de combatir. De hecho, ya sabe que, por lo general, el personal prefiere recibir un tiro antes que una cuchillada a pesar de que los primeros son mucho más peligrosos que las segundas. Respecto al cuchillo argentino, ciertamente es una pasada. De hecho, creo que es el único ejército que sigue manteniendo como reglamentaria un arma de este tipo.

Un saludo

Julio M dijo...

De las mejores entradas que he leido en tiempo Señor Amo.
Aunque en la Primera Guerra Mundial el soldado se gastaba los euros en un cuchillo de este tipo, en la Segunda formaba parte de la dotacion de ciertas unidades consideradas de elite. ¿Podria corregirme en esto?.
Como aficionado a todo lo que corte, se que un cuchillo puede ser peligroso y si se le añade esto....El arma ideal contra el cuñado, aunque los mios estan domesticados.

Amo del castillo dijo...

Celebro que le haya resultado tan interesante, Sr. Julio. En cuanto a su duda, ciertamente se distribuyeron este tipo de armas entre paracaidistas, rangers y marines en el Pacífico si bien, así a bote pronto, no sabría decirle con exactitud qué unidades en concreto ya que muchas optaban por el K-Bar. Y respecto a sus cuñados, no se confíe. Son como las cucarachas, que resisten hasta una explosión nuclear como quien le cae polvillo de yeso del techo. Mejor los convida a gambas rellenas de zumo de cobra y no se complique la vida.

Un saludo y gracias por su comentario

nathan hale smith patton dijo...

Ese cuchillo siempre lo quise de cumpleaños, menos mal que ya tengo un anillo totenkopfring >:3

No nada mas en Argentina o España, tambien en mexico esta prohibido traer algo con que defenderte contra el cuñado asaltante y dudo que sea herencia cultural y genetica porque de ser asi los yankees de plano no venderian armas como caramelos (tengo entendido que los policias de reino unido se les prohibe portar armas)

Pero que no en la segunda guerra mundial usaban mas el kabar?

Amo del castillo dijo...

¿Ya ha visitado la tumba de su abuelo? Por cierto que el Sr. Ismael es paisano suyo, no argentino. Si no recuerdo mal, a los policías british les autorizó a llevar armas la Thatcher a raíz de unos disturbios en los que se vieron inermes ante una turba cabreada. En todo caso, la herencia cultural y genética de esos hijos de la Gran Bretaña es más detestable que la de un macaco cruzado con una serpiente de cascabel.

En la 2ª Guerra Mundial se usó ciertamente de forma más profusa el K-Bar, pero eso no quita que se usaran los de nudillera que, al cabo, eran más... polivalentes.

Un saludo

nathan hale smith patton dijo...

Naa pero investigue y puedo exhumar su cadaver sin problemas, de tenerlo ya lo hubiese vendido y con una parte me hubiese ido de putas como me recomendo en alguna ocasion XD

Hay macacos en españa? Los australianos tambien son cruce de macaco y cascabel? La musa esta de parranda otra vez?

Amo del castillo dijo...

Oiga, ¿y en su país se pueden abrir tumbas así, si más? Aquí te pillan profanando una y te meten un paquete acojonante. Asegúrese antes de visitar al abuelo no sea que acabe en el trullo por el dichoso anillo.

En cuanto a los macacos, sí los hay. En Gibraltar concretamente. Son unos simios llamados macacos de Berbería, quizás una reminiscencia de cuando el estrecho se cruzaba andando y en la península había también leones y animalitos similares o, tal vez, una mera importación efectuada por los moros. Respecto a los australianos, recuerde que son british. Australia fue una colonia penal de Inglaterra, así que la llenaron de maleantes y demás fauna para alejarlos de la metrópoli. De hecho, el jefe de estado de Australia es aún la reina de Inglaterra, de modo que imagine si son cruces de macaco con serpiente.

Y de la musa no hablemos. Entre su ausencia y los primeros calores estivales ando más mohíno que si 18 cuñados me hubieran saqueado la despensa, la bodega e incluso la nevera.

nathan hale smith patton dijo...

Hable con un abogado y me dijo que solo necesitaba decir al registro civil que lo iba desenterrar y ya, vere si mis yayas recuerdan donde lo enterraron exactamente

"Animalitos" lol así que en gibraltar andan esas creaciones perfectas de Dios? Y que conducta tienen esos monos? La manera que los usa en su blog con los cuñados pareciese que esos monos tienen el temperamento de una mujer cuando anda en su menstruacion

Humm es que a los australianos los veo mas mancitos que los yankees, mientras estos ultimos permiten cualquier producto violento en su pais a diferencia de los australianos que a penas ven una gota de sangre o un pezon y pegan el grito en el cielo y lo censuran

Y en cuanto a mi ausencia se debe a la universidad que de plano no me da tiempo ni de fantasear con la real hembra de mi vecina, aca andamos a 39 grados celsius, cuanto andan alla? Esperamos y publique pronto :3

nathan hale smith patton dijo...

Si acabo en el trullo no sera por el anillo, sera por evadir impuestos al venderlo, total, no me gusta darle mi dinero a esos oarasitos politicos hijos de puta que se gastan el dinero del pais en viajecitos y en sus juniors para que estudien en el extranjero

nathan hale smith patton dijo...

Tengo entendido que los moros odian a los monos debido a los prejuicios del coran hacia nuestro pariente :3

Amo del castillo dijo...

Pues aquí, para llevar a cabo una exhumación hay que mover Roma con Santiago y aducir unos motivos de verdadero peso como una prueba de AND para resolver una paternidad oculta o un crimen, y eso siempre y cuando el juez lo considere imprescindible. Quiero recordar que en Portugal ni eso porque allí los abuelos, con o sin anillo de las SS, son intocables.

Respecto a los monos, no tengo información de primera mano sobre sus costumbres. No obstante, sé que están libres y se mueven por las calles dando el coñazo a los "turistas" que van allí a comprar tabaco de contrabando o a evadir capitales (Gibraltar es las Islas Caimán de Europa). Y lo mismo le digo de los australianos, porque desconozco qué les asusta o sin son más blanditos que los yankees. En todo caso, los primeros solo se dedicaron a porculizar aborígenes, mucho más pacíficos que las belicosas tribus de indígenas americanos.

En fin, ándese con ojo con lo del anillo porque, no debemos obviar ese tema, el fantasma de su abuelo se puede cabrear por el expolio y montarle un poltergeist de aúpa. Sea cauto, que los que habitan en el Más Allá de ponen de los nervios cuando los que vivimos en el Más Acá nos pasamos con sus despojos.

Un saludo

nathan hale smith patton dijo...

Veo que en españa es mas problematico conseguir ese puñetero anillo

Lol pues es un pariente cercano el mono asi que no es de extrañar que se comporten como el homo sapiens lel
Se que no le gusta la política pero a como venian los tommies a robarles sus tierras pues se entiende su actitud belicosa

Lo dudo, mi tata probablemente fue SS y dudo que pueda salir del inframundo: ya que no tiene dinero para pagarle a caronte para que me visite

Un saludo

Africanus S.P.Q.R dijo...

Como siempre, ha resultado bueno y provechoso leer vuestras palabras. Todos los internautas hispanohablantes pueden sentirse dichosos de que existan paginas como esta.

Amo del castillo dijo...

¿Su abuelo era alemán? Lo digo porque, salvo las unidades de las Waffen SS nutridas por extranjeros que se formaron en plena guerra, solo los miembros más antiguos de la organización optaban al puñetero anillo, como se menciona en la entrada. Y para ello había que demostrar una ascendencia aria desde 1750, lo cual solo era posible como es lógico en germanos de pura cepa según los cánones nazis. En fin, es bastante intrigante el tema del anillo del abuelo. Busque la fosa y sáquenos de la duda, leches.

Amo del castillo dijo...

Muy agradecido vos quedo por su elogioso comentario, Sr. Africanus

Un saludo

nathan hale smith patton dijo...

Pues sr del castillo como dirian en el virreinato que soy el tutifruti de varias castas: indio, español, probablemente judio y aleman
Lo poco que recuerda mi yaya de su abuelo es que era guero con ojos verdes, parcialmente sordo (tenias que gritarle al hablar para que te escuchase) y que nunca se separaba de su anillo de calavera (incluso tambien me menciono que tenia un baston con calavera), no saben mucho de su pasado debido a que era muy reservado y murio envenenado (se suicido) debido a que el gobierno de los cojones le quito un restaurante que habia puesto por el simple hecho de joder (ya sabe como son los politicos)

Um enigma misterioso

nathan hale smith patton dijo...

Aunque si no hubiese sido un SS desde su fundacion quien sabe si tambien lo tomo de algun SS muerto o se lo dieron como recuerdo, quien sabe

Hablando de ss como se llamo aquel SS que se refugio en españa y escribio un libro sobre el cuerpo?

Amo del castillo dijo...

Lo de su abuelo comienza a ser verdaderamente intrigante, carajo. ¿No sabe como se apellidaba? En cuanto al nazi que menciona, supongo que se referirá a Otto Skorzeny. Escribió dos libros: "Vive peligrosamente" y "Luchamos y perdimos" los cuales, las cosas como son, están bastante interesantes. Narra entre otras cosas la investigación que permitió localizar a Mussolini en el Gran Sasso, así como sus andanzas desde su filiación al partido nazi, etc. En fin, son como digo bastante curiosos si bien hoy día se cuestiona su papel en la liberación del duce.

nathan hale smith patton dijo...

No espere un apellido como bismarck o fritz, boursman cabrear algo asi

nathan hale smith patton dijo...

Tal vez los lea algun dia que ya termine el yankee libro de "mi casco por mi almohada"
Humm no sabia de la existencia de ese pero ya encontre al que queria, se llamaba leon degrelle

Amo del castillo dijo...

León Degrelle vivía en un pueblo de la provincia de Sevilla, concretamente en Constantina, en plena Sierra Norte. Yo estuve a punto de poder conocerlo en persona porque una hija suya estaba casada con el hermano de un conocido de mi abuelo, pero estiró la pata y me quedé con las ganas. Con todo, al parecer era un sujeto bastante irascible, desmedido, y que no había perdido para nada sus ínfulas ideológicas. Era belga, fundador del partido Rex, y comandante de la división Wallonie de las Waffen-SS. Quiero recordar que en Youtube hay un documental que se hizo cuando aún vivía, y la verdad es que estaba bastante interesante.

Pero Degrelle no era ni remotamente tan famoso como Skorzeny, cuyas andanzas dieron y aún dan mucho que hablar. Los aliados lo llegaron a considerar "el hombre más peligroso del mundo", pero en eso hay una evidente ración de propaganda. Se forró cuando vivía en Madrid importando material ferroviario (era ingeniero antes de la guerra), y se cuentan multitud de leyendas sobre sus chanchullos durante la posguerra al servicio de Perón, el gobierno egipcio e incluso del Mossad (manda cojones). Además, ayudó a escapar a mogollón de nazis hacia Sudamérica y España, donde acabaron muchos de ellos sin miedo a caer en manos de Wiesenthal y demás cazadores de antiguos miembros de las SS.

En cuanto a su abuelo, ¿eso de "Boursman" podría ser Baumann? Y respecto a Fritz, en realidad es la abreviatura de Friedrich, y es un nombre propio, no un apellido.

nathan hale smith patton dijo...

tal vez le dio paja buscar otro nombre y le movió las letras a baumann, la verdad mi yaya no sabe nada de su vida pasada, solo el tatarabuelo las adopto porque sus papas la dejaron tirada junto con su hermana y pues les enseño a trabajar

fritz tambien es un apodo muy ofensivo para los alemanes (creo que el chucho del principe de los helenos que murio del mordisco de un mono se llamaba fritz)

pues si estiro la pata creo que puede hablar con la hembra de degrelle o con sus hijos no? dudo que haya pasado sus ultimas décadas sin contar sus historias de guerra, como se llama el documental?

algo asi, ya sabe que si era alguien que decia "nein" en los 40 ya era los peor del mundo, siempre hay propaganda en torno al eje cuando en realidad los aliados eran igual de criminales y malvados como los del eje (nunca se hace mención al holomodor en bengala por parte de los tommies)
ese skorzeny no estuvo en la division azul?

Amo del castillo dijo...

El conocido de mi abuelo que, como le comentaba, podría haberme puesto en contacto con Degrelle lleva la torta de años criando malvas. De hecho, a saber si la hija de Degrelle vive aún y de ser así debe ser bastante mayor. Sea como fuere, a quién me hubiese gustado conocer por ser un personaje histórico era al padre, obviamente. El título del documental no lo recuerdo. Busque en San Google, fijo que lo encuentra poniendo "documental", "degrelle", "nazis", "españa" y cosas así.

En cuanto a Skorzeny no estuvo en la División Azul. Esta era una unidad de voluntarios españoles formada para combatir en Rusia, y todos sus componentes incluyendo los mandos eran españoles. Eche un vistazo en la red sobre el personaje en cuestión, hay información a raudales y, la verdad, era un sujeto bastante curioso.

nathan hale smith patton dijo...

Seguro sigue viva como yaya la hija de degrelle y quisiera ver los monumentos a la division azul en españa, es curioso como todos los nazis :3

Sigue sin haber post nuevos u.u

Porque dice que gran bretaña vive aun en la edad media?

Confio que encontrara el error en este video
https://youtu.be/kCEUZ4rFiac

Y este es el trailer de la pelicula española que le digo de "balada triste trompeta"

https://youtu.be/_CGeE4xE1RU

Amo del castillo dijo...

No hay un solo monumento a la División Azul. De hecho, por ley está prohibido cualquier tipo de representación, alusión, calles, estatuas, monumentos o la más mínima referencia a cualquier cosa relacionada con la dictadura de Franco.

Lo de la Edad Media medieval en Inglaterra hace referencia a que los lores siguen siendo los dueños de la tierra. Viven de sus rentas como hace siglos, si bien no pueden venderlas ni pignorarlas.

En el vídeo ese que menciona supongo que se referirá a la pistola de fogueo que manipula el que canta, una copia de la 1911. El otro enlace que me pone no es del trailer, sino de la película entera, la cual como comprenderá no voy a ver entera. Ya la vi una vez y tuve bastante tragándome semejante peñazo.

Un saludo

nathan hale smith patton dijo...

Y usted opina que borrar la historia esta mal? Lol de rentas? Pensaba que era por su excesivo alcoholismo, he visto los vasos que utilizan para tomar y son muy grandes

Lo sabia, la pistola que utilizo princio era una FN 1910.

Bueno como en una ocasion me menciono que no habia visto esa pelicula...

Un saludo y seguiremos esperando su regreso :3

Amo del castillo dijo...

Yo no opino jamás sobre nada que pueda tener relación con la política, sea o no histórico, Sr. Nathan. Respecto al arma usada por Princip, en su momento se publicaron un par de entradas, una sobre el asesinato y otra sobre el arma asesina. Écheles un vistazo, seguro que sorprenderá a varios cuñados con su contenido.

Un saludo

Juan Pérez dijo...

(No creo que esta sea la entrada más adecuada para publicar esto sin embargo allá vamos)
Amo tengo una idea para usted, ¿porque no amplia la sección "La panoplia del guerrero hispánico" escribiendo sobre los cascos tipo Aranda de Moncayo? por si usted no estaba al tanto aquí le dejo unos enlaces:
http://www.museodezaragoza.es/wp-content/uploads/2014/10/Partes-de-un-casco-hispano-calc%C3%ADdicos-segun-Graells2-411x435.jpg

https://cultura.elpais.com/cultura/2012/11/05/actualidad/1352145617_347343.html

Amo del castillo dijo...

Tomo nota de su sugerencia, Sr. Juan. Rebuscaré en mi bibliografía a ver si obtengo datos al respecto.

Un saludo

El Usurpador dijo...

Saludos Amo del Castillo. Lector veterano, comentarista novato :-)...

No sé si me podrá dar algo de información sobre un cuchillo. En un programa de estos en los que se dedican a forjar cuchillos y armas uno de los concursantes hizo un cuchillo del que no he encontrado mucha información. El belduque español. Por lo que vi entiendo que es un cuchillo colonial español de la zona de México. Me surgió la curiosidad ya que nunca había oído nada sobre él.

Muchas gracias por las entradas y cuidado con los golpes de calor por su tierra...

Amo del castillo dijo...

Me temo que en este caso no podré orientarle, Sr. Usurpador. Es una tipología sobre la que no tengo información, y lo más que puedo decirle es que, al parecer, tuvo su origen en Méjico (cuando Méjico era territorio español, naturalmente), y que no se produjo en la Península.

Un saludo

El Usurpador dijo...

Eso me parecía. La apariencia es de hoja triangular y poco más. A ver si encuentro algo de información.

Muy agradecido.

nathan hale smith patton dijo...

Tengo entendido que en mi pais mexico un belduque es un "regionalismo" que se le da a un cuchillo grande y largo muy puntiagudo como el que lleva el puñetero muñeco chucky

http://etnics.es/foro/index.php/topic,2021.30.html

A decir verdad pienso que ese cuchillo hubiera encontrado su lugar en la guerra de trincheras y hubiese habido buena venyñta si en mexico no nos hubiesemos estado matando en la revolucion que no sirvio para nada (Dios salve a porfirio diaz el dictador con baja autoestima)

No encuentro las entradas que me recomendo sr del castillo sobre gavrilo

nathan hale smith patton dijo...

Pero en mexico usamos mas el " machete" o verduguillo para nuestras travesuras o espantar al cuñado que viene a poner a prueba tus conocimientos historicos con history channel

nathan hale smith patton dijo...

Sr del castillo que es una galera o presidio?

Aqui hay mas informacion al respecto con esos cuchillos hechos en los dias del imperio español
http://www.aceros-de-hispania.com/movil/infer.asp?ac=12&trabajo=listar&pa=a_cuchilleria&sg=a_cuchilleria

Amo del castillo dijo...

Galera y presidio no son la misma cosa, Sr. Nathan. Lo primero era una cárcel de mujeres ubicada en Madrid. Lo segundo eran originariamente pequeñas fortificaciones situadas en remotas zonas fronterizas por todo el imperio. Obviamente era un destino bastante asqueroso, por lo que acabaron sirviendo para enviar a ellos a toda la chusma y la delincuencia a fin de mantenerlos lejos de la gente decente.

Un saludo