jueves, 17 de abril de 2014

Las armas que hicieron frente a los conquistadores españoles


No podían ni imaginar los indios la que se les venía encima...

No suelo salirme del continente europeo a la hora de confeccionar mis entradas, pero creo que sería bastante interesante desplazarnos allende el océano y estudiar el armamento que usaban los nativos de las Indias, no solo contra los conquistadores, sino también en sus guerras tribales entre mexicas, incas, zapotecas, mayas y demás ciudadanos naturales del Nuevo Mundo que, en pureza, era tan viejo como el nuestro. Según parece, estos sujetos no se llevaban nada bien desde antes de la llegada de los españoles, y se dedicaban a tener violentos cambios de impresiones entre ellos y a darse estopa bonitamente desde mucho tiempo atrás, tras lo cual echaban mano a los prisioneros de guerra y les sacaban el corazón a pesar de que aún no eran precisos para hacer trasplantes. Tan mal se llevaban que, una vez empezada la invasión española, tampoco dudaban en aliarse con los velludos hombres que venían del este con tal de fastidiar al vecino.

A pesar de lo avanzado de su cultura, de construir unas pirámides fastuosas, de elaborar precisos calendarios y de ponerse de chocolate hasta las cejas, los indios desconocían el hierro por lo que sus armas estaban fabricadas con toda suerte de materiales, tales como la obsidiana, maderas de variedades especialmente duras, hueso, pedernal y, más raramente, cobre. Además, básicamente usaban todos un armamento similar, prácticamente sin variaciones de ningún tipo. En todo caso y como es evidente, el armamento hispano superaba al de los cabreados pobladores que veían como los barbudos cubiertos de hierro se apoderaban de sus tierras y tesoros. Y, además, hacían uso de caballos, animales totalmente desconocidos en aquella tierra, y de mastines y alanos con tan mala leche que unos cuantos eran capaces de poner en fuga a mogollón de indios. De estos animalitos ya se publicó una entrada hace tiempo y que pueden vuecedes repasar pinchando aquí.

Pero, en cualquier caso y a pesar de la superioridad tanto tecnológica como táctica de los ejércitos españoles, no fue precisamente fácil para nuestros ancestros dominar el continente porque les dieron bastante guerra con sus primitivas armas. Veamos pues con qué armamento se enfrentaron a los belicosos conquistadores ávidos de fama y oro. O, mejor dicho, de oro y fama, creo yo...

ARMAMENTO DEFENSIVO

EL ESCUDO

El escudo usado por estos pueblos era similar a las rodelas usadas en Occidente. Recibían el nombre de chimalli, y eran piezas de un diámetro de entre 50 y 75 cm.  Para su construcción se usaban materiales bastante variados: madera sólida forrada de una fina chapa de cobre que, a su vez, era decorada con repujados e incrustaciones, o bien varas endurecidas con fuego, bambú, juncos o mimbres unidos mediante hilos de algodón. A continuación se recubrían con piel, la cual era profusamente decorada con pinturas, añadidos de metal y/o piedras de colores (preciosas o no) o plumas. A modo de protección adicional para las piernas colgaban en la parte inferior del escudo tiras de tela gruesa decorada con plumas. En todo caso, parece ser que los guerreros ordinarios no usaban decoración de ningún tipo, quedando esta reservada a los mandos y a su aristocracia militar, o bien a modo de recompensas o condecoraciones, como en el caso de haber hecho dos cautivos, lo que permitía a su usuario a decorar su chimalli con motivos en color negro denominados “desgarros de halcón”. Otras decoraciones habituales eran el xicalcoliuhqui (manda cojones el palabro) y el cuexyo. Veamos el aspecto de estos escudos...


A: Chimalli cuexyo. Este tipo de decoración podía ir pintado en diversos colores, siendo los motivos siempre iguales. Las medias lunas podían ser de oro.
B: Chimalli con "desgarros de halcón" perteneciente a un guerrero que ha hecho dos cautivos que, como era costumbre en estos sujetos, serían posteriormente sacrificados a sus dioses y tal.
C: Chimalli xicalcoliuhqui. Se trata de un diseño habitual entre los pueblos mesoamericanos en forma de greca que, al parecer, está relacionado con el pájaro-serpiente Quétzalcóatl. Por lo visto, también era usado por la élite de los cuahchic.
D: Chimalli tozmiquizyo. Es un diseño que representa una calavera de perfil.
E: Reverso de un chimalli en el que se aprecia perfectamente su construcción. Como se explicó antes, consta de una serie de varas reforzadas por otras dos colocadas perpendicularmente para darle mayor resistencia al conjunto. Igualmente se aprecian las tiras de tejido que cuelgan para proteger las piernas.

LA CORAZA

Para la protección corporal usaban un jubón prácticamente igual a los antiguos perpuntes usados en Occidente llamados ichcahuipilli. Eran, como se ve en la ilustración de la derecha, una prenda acolchada fabricada con varias capas de algodón endurecidas con salmuera y pespunteado formando rombos. Además de su en su color natural, podían ir teñidos de tonalidades más vivas, como el rojo o el azul. Su finalidad no era repeler los proyectiles, sino detenerlos gracias a las capas de tejido que, una tras otra, iban absorbiendo su energía hasta pararlo definitivamente. Esta prenda era llevaba bajo las vestimentas rituales de los guerreros jaguar o águila, los mandos militares, caciques, etc. Su diseño se adaptaba muy bien al clima húmedo de aquella zona ya que absorbía el sudor y no eran ni remotamente tan agobiantes como las armaduras usadas por los españoles, por lo que estos no dudaron en adoptarlos.

EL YELMO

La protección de la cabeza estaba encomendada a unos peculiares yelmos fabricados con maderas especialmente duras como la caoba, a las que se les daba la forma del animal que representaba a los únicos guerreros que tenían el privilegio de usarlos: así pues, tenemos de izquierda a derecha los jaguares, el tzitzimitl o dios de la venganza, y los coyotes.


Los guerreros ordinarios combatían con la cabeza descubierta, así que cabe suponer que caían como moscas. Estos yelmos, como podemos suponer, proporcionaban una protección bastante buena ya que la madera, dura de por sí, alcanzaba además unos grosores notables que eran capaces de resistir tanto los golpes de mazas como de las espadas españolas. Para proteger la cabeza de roces, el guerrero vestía una cofia acolchada de algodón similar a las usadas en Occidente. Para asegurar el yelmo a la cabeza, se fijaban al mismo dos correas de tela o cuero que se anudaban bajo la barbilla. Además de estos guerreros de élite, la aristocracia hacía uso de este tipo de yelmos, si bien con forma de sus dioses, símbolos tribales o cualquier bicho que les cayera simpático como loros, monos, cocodrilos, lobos u osos.

ARMAMENTO OFENSIVO

ARMAMENTO CONTUNDENTE

En primer lugar tenemos las macanas, una mazas fabricadas con maderas muy duras cuya contundencia acusaban incluso las mismas tropas españolas con sus yelmos y corazas de hierro. Estas armas, endurecidas con fuego, eran casi tan demoledoras como sus primas Occidentales de hierro o acero y ya podemos imaginar sus efectos sobre una cabeza desprotegida. De hecho, cuando combatían entre indios, eran usadas con cierta precaución para dejar sin sentido al enemigo ya que, según sus costumbres, intentaban hacer el mayor número posible de prisioneros de guerra para sacrificarlos tras la batalla. La que aparece debajo es una versión de sección romboidal que se asemeja al macuahuitl, el arma predilecta de estos guerreros y que veremos a continuación. En todo caso, como vemos, es un simple tocho de madera que podía ser bastante dañino golpeando tanto por las aristas como de plano. La protuberancia del extremo era para mejorar su agarre.

Otra variedad de macana iba provista de una cabeza de armas en forma de estrella, tal como vemos en la foto de la izquierda. Está fabricada con cobre mediante fundición y, aunque no tenía la masa de una cabeza similar de bronce o hierro, no por ello carecía de contundencia. Provista de un mango de madera embutido en el orificio que se aprecia en la foto, esas macanas podían producir terribles heridas y, naturalmente, romperle el cráneo incluso al cuñado más belicoso del enemigo. Con todo, y como se ha explicado en las entradas dedicadas a las mazas, el verdadero peligro de este tipo de armas estaba más que en la posibles fracturas en las heridas abiertas que producían, las cuales podían infectarse casi con toda seguridad.

El macuajuitl era, como digo, el arma más usada por todas las tribus y naciones mesoamericanas. Por asimilarla a un arma Occidental podríamos decir que era una especie de espada de doble filo, pero con la contundencia de un hacha. Fabricados con maderas duras, tenía unas dimensiones bastante generosas: alrededor de un metro de largo, diez centímetros  de ancho y cinco de grosor, lo que evidentemente les daba un peso notable si bien, como vemos en el dibujo inferior, también se fabricaban más pequeños. Pero lo verdaderamente efectivo eran las cuchillas de obsidiana que llevaba embutidas a cada lado y aseguradas mediante una resina bituminosa. La obsidiana puede ser tan cortante como el acero afilado si bien, como es natural, dicho filo lo perdían mucho antes por lo que debían sustituir las piezas. De su devastador poder dejó constancia un soldado español el cual narró que vio con sus propios ojos como un indio golpeaba a un caballo en el pecho, sacándole las entrañas y matándolo en el acto. Así mismo, también vio como en otra ocasión golpearon en la nunca a otro caballo, decapitándolo limpiamente y cayendo su cabeza a sus pies.

Una variante del macuajuitl era  el cuauhololli la cual no era usada por los aztecas, pero sí por el resto de tribus. Como vemos, era básicamente la misma arma pero con una pala de mayor tamaño y provista de un mango más largo rematado en una bola de madera, posiblemente para equilibrarlo y que también podía ser usada como maza. Cabe suponer que su efectividad era aún mayor que la de su hermano menor.

ARMAS DE CORTE

Básicamente, disponían de unas hachas bastante rudimentarias. En la ilustración podemos ver tres ejemplos que nos ilustran acerca de su morfología. A la izquierda tenemos un hacha cuya hoja es un fragmento de pedernal. En el centro aparece otra hacha de piedra, en este caso pulida y más bien ideada como arma contundente. Finalmente, a la derecha vemos un hacha cuya hoja está fabricada de cobre. En todos los casos, los mangos son más bien cortos y rechonchos, de forma fusiforme con el extremo más abultado para darles más peso y, por ende, más contundencia. Entre las hachas vemos dos muestras de cuchillos de pedernal fabricados en una sola pieza. El de la derecha, además de afilado está dentado. Su capacidad de corte está por encima de toda duda, ya que era con estos cuchillos con los que, sin problemas, los sacerdotes abrían la caja torácica de los prisioneros para extraerles el corazón mientras aún latía.

ARMAS DE LANZAMIENTO

El arco o tlauitolli fue introducido en la región mesoamericana por los chichimecas, que en tiempos remotos lo usaban como arma de caza. Los arcos indios estaban construidos con una sola pieza de madera nogal o de tejo de entre 125 y 150 cm. de longitud, y cuya cuerda estaba generalmente fabricada con tendones o con cuero crudo. Las flechas, hechas con madera de viburno, eran enderezadas a base de aplicar humedad y calor e iban armadas con puntas de obsidiana, pedernal, cobre o simplemente afilando el asta y endureciéndola con fuego. Aunque el uso táctico del arco lo concebían como los europeos, es decir, lanzando lluvias de proyectiles como paso previo al ataque, no eran al parecer unas armas especialmente efectivas.

Por ello, preferían la honda, arma con la que no solo tenían gran destreza (la inmensa mayoría de la tropa, de procedencia campesina, sabían usarla), sino que sus proyectiles eran capaces incluso de dañar a un soldado español con la cabeza cubierta por su tradicional morrión. De hecho, la honda era un arma devastadora a distancias medias. Por lo general, medían alrededor de metro y medio y estaban fabricadas con fibras de pita. Podían lanzar una piedra aovada a una distancia de unos 180-200 metros. Para su manejo, la honda disponía en uno de sus extremo de una lazada por la que se introducían los dedos corazón, anular y meñique. El otro extremo, el que se soltaba, se agarraba entre el índice y el pulgar. Cuando no se usaba, los honderos la portaban anudada alrededor de la cabeza.

Pero el arma preferida era sin dudas el dardo o nduvua, la cual arrojaban con el atlatl, un lanzador que era capaz de imprimir al proyectil un 60% más de energía que si fuera lanzado de la forma convencional, alcanzando los 45 metros con la suficiente eficacia como para hacer bastante pupa. A la derecha tenemos varias ilustraciones que nos permitirán entenderlo a la perfección. En la parte superior vemos el dardo, un arma de alrededor de un metro provista de tres estabilizadores fabricados con plumas. Su punta, como en el caso de las flechas, era de obsidiana, pedernal o cobre. Abajo aparece el atlatl, en cuyo extremo tenía una muesca donde se encajaba la culata del dardo. Los dos anillos eran para sujetarlo con los dedos índice y corazón, lo que permitía impulsarlo con mucha energía. Abajo a la izquierda vemos el dardo montado en el lanzador y su posición tras el lanzamiento. Finalmente, a la derecha podemos ver la secuencia completa de lanzamiento. Como arma para distancias medias, eran sumamente efectivos incluso contra las tropas españolas, sobre las que arrojaban verdaderas lluvias de dardos antes de llegar al contacto.

Por último, tenemos la lanza de empuje o tepuztopilli, un arma de entre 1,75 y 2,75 metros de longitud la cual, como vemos en el detalle inferior de la imagen de la derecha, se fabricaba de forma similar al macuajuitl. En una moharra similar a las metálicas, pero en este caso de madera, se embutían lascas de obsidiana mediante el mismo método explicado más arriba. Aunque estas lanzas también podían ser lanzadas, estos guerreros siempre preferían reservarlas para el cuerpo a cuerpo.

Bueno, creo que no olvido nada. Para otra entrada ya hablaremos de las tácticas y la organización militar de estos belicosos ciudadanos si bien, muy a pesar suyo, de nada les sirvió ante la tecnología y las tácticas procedentes de España.

Hale, he dicho....

54 comentarios:

Telpenar dijo...

hay un arma que no ha sido incluida y que fue usada de manera general en mi región y que fue tan "dañosa" como dicen los cronistas, fue esta la pica tostada de 60 palmos utilizada por los Paeces en la naciente gobernación de Popayán donde se usaron para inutilizar a la caballería española en campo abierto, la referencias que usas son muy validas en cuanto a la conquista de la Nueva España, sin embargo viendo a Fray Juan de Velasco en su Historia del reino de Quito hace una descripción muy detallada de la organización militar armas e historia del imperio Inca y los quitos, solo lo comento por que las tribus suramericanas tienen algunos matices muy especiales que son interesantes de tratar en tu blog , que por cierto me ha servido muchísimo para mi investigación sobre las armas de los conquistadores y las armas medievales

PD: te recomiendo la cronica de Vargas de machuca "milicia Indiana" donde detalla la forma de hacer la guerra en el nuevo reino de Granada

Amo del castillo dijo...

Tomo nota de ambas sugerencias, Sr. Víctor Hugo. Ciertamente, las cuestiones militares de los pueblos amerindios son un gran desconocido en España, lo cual no deja de ser un contrasentido cuando los mismos cronistas españoles de la época se molestaron en detallarlas. En fin, a ver si las encuentro en la red. Aparte de eso, le agradecería que me especificara en qué consistía eso de las "picas tostadas", porque es un término que desconozco. Por otro lado, esa medida de 60 palmos me parece que es un baile de número por excesiva. En fin, ya me dirá.

Quédovos muy agradecido por su comentario

julioperu dijo...

Hola amo, recién acabo de entrar y me parecen buenos tus artículos, respecto a este artículo creo que debiste comentar por separado arma incaicas de aztecas, porque hay ciertas diferencia, pero igual felicitaciones.

Amo del castillo dijo...

Celebro que haya sido de su interés, Sr. Julio.

Un saludo y gracias por su comentario

Unknown dijo...

Buen articulo. Hasta amena resulta la lectura. Retomando el comentario de Víctor Agredo sobre la llamada pica tostada, se me viene a la mente un arma semejante que los cuscatlecas (nahuas de El Salvador) emplearon contra el Alvarado en 1524. De hecho él mismo hace mención de esta en su segundo parte de guerra conocido: "lanzas de treinta palmos, todas en enarboladas".

Una pica semejante usaban los del señorío de Chinantla, enemigo del estado mexica. Muy interesante es la anécdota que Bernal Díaz cuenta sobre aquello, ya que menciona que estas eran mayores que las de Castilla. Inclusive Hernán Cortés les encarga a los de aquel señorío forjar picas para armar a su tropa de 260 hombres que se enfrentaría a Panfilo de Narvaez en Cempoala, dado que tuvieron que vérselas con un considerable número de jinetes. Un piquero veterano de las guerras en Italia fue el encargado de adiestrarlos para encarar a la caballería.

Saludos

Amo del castillo dijo...

Me alegro de que le haya gustado y que hasta lo encontrase ameno. Del mismo modo le agradezco su interesante aporte sobre las 250 picas de los chichinatecas y el veterano de los tercios de Italia que relató Bernal Díaz. No deja de ser curioso que unos guerreros que hasta la llegada de los españoles no sabían lo que era un caballo dispusieran de un arma tan idónea para combatir a las unidades de caballería.

Un saludo y gracias por su comentario

Unknown dijo...

Me pareció sumamente interesante su artículo. Excelente información. Es bastante útil.

Amo del castillo dijo...

Me alegro que le haya sido de utilidad.

Un saludo y gracias por su comentario

Saulo de Tarso dijo...

Se entiende que siendo español enalteces la gallardía de tu sangre. Pero, no fue la superioridad de las armas españolas, ni la caballería o los perros adiestrados para atacar a los guerreros precolombinos. Fue, por cierto las alianzas corruptas entre los pueblos enemigos de los mexicas lo que les dio la victoria. Ya que los españoles todos sus intentos por vencer a los mexicas fracasaron. Realmente siempre fueron superados por la capacidad combativa de los guerreros águilas sobre los altamente adiestrados soldados españoles con toda su tecnología. Fue hasta que hicieron alianzas con otros pueblos lo que le dio la victoria a Hernan Cortés.

Amo del castillo dijo...

Recordemos, Sr. Saulo, que las tropas de Cortés eran muy reducidas en comparación con los miles de enemigos a los que hizo frente. Si hubiese contado con los mismos efectivos que los ejércitos que les hicieron la guerra, Cortés no habría necesitado aliarse con nadie para acabar con ellos de la misma forma que en Europa los Tercios vencieron a ejércitos de miles de hombres igual de preparados y armados que ellos.

Un saludo y gracias por su aportación

pablolabas dijo...

Sobre la superioridad de las armas y las técnicas de combate entre españoles y mexicas.
Comento que también había diferencias culturales muy grandes: La muerte no la podían ejercer los nativos americanos, solamente los sacerdotes (recordemos las guerras floridas, en las que le objetivo era tomar prisioneros que luego serían sacrificados, y vivían en libertad entre la familia del que los capturaba). Los relatos de respeto y convivencia entre españoles y nativos existen, hasta que la ambición española rompe esta paz. Otra diferencia era la posesión de tierra y la idea de propiedad entre los españoles y los nativos americanos. También cuenta la viruela... y de América se llevaron la sífilis a Europa.

Amo del castillo dijo...

Obviamente, fue un choque entre dos universos totalmente distintos, Sr. Pablolabas. Detallar los motivos de la supremacía final de los unos sobre los otros requeriría una enciclopedia de las gordas porque es un tema asaz complejo en todos los sentidos.

Un saludo y gracias por su aportación

Unknown dijo...

dices que la superioridad de las armas vamos a hablar de ellas (voy a citar fuentes)

Cartas de cortes a el rey de españa: decribe como un guerrero Meshica decapita a un caballo y parte en 2 a un soldado español con un matlahitli

Vitacora de francisco pizarro: los incas usaron bombas incendiarias y boleadoras para derribar a los caballos, tambien sus armaduras eran sufucientemente fuerte para parar una bala, los españoles cambiaron sus armaduras cuando tuvieron oportunidad

Vitacora de john smith: cuanta como los indios tenian arcos mas certeros y de mayor alcanse que la mayoria de las armas de fuego inglesas y como se les dio instruciones de inutilizar sus armas en caso de ser capturados

se demostro que la unica razon por la que los europeos fueron capaces de dominar fue por las enfermedades (eran tan sucios que traian bastantes) y aunque no conocian que las causaba si como se exparcian y como promovieron eso cuando vieron que no podrian ganar de una forma justa

Amo del castillo dijo...

Ya... O sea, que el dominio europeo fue solo gracias a la mugre. Una teoría muy novedosa. Por cierto, ¿sabía que sus paisanos transmitieron la sífilis a tripulantes del primer viaje de Colón empezando por Martín Alonso Pinzón, la primera víctima europea de esa enfermedad?

Unknown dijo...

Eso de que los españoles ganaron solo por las enfermedades cojea un poco, los españoles ganaron por diversas razones, pero la más común fue que se aliaron a otros indios y sus armas. Además, volviendo a las enfermedades, el imperio inca antes de tener contacto directo con los españoles (los españoles ya estaban en el continente) ya tuvieron una especie de pandemia, pero ni diezmo al imperio ni mucho menos. Si las enfermedades fueron las que diezmaron a todos, creo que no quedaría ni un indio vivo

Renzo Vittorio Camilloni Montalvo dijo...

Un dato a resaltar,como desestabilizador al menos ,las enfermedades de los europeos viajaban más tapido que un Cóndor en picada,la muerte en 1527 de Huayna Capac por viruela se da 5 años antes del encuentro entre los heraldos del nefasto Pizarro y el príncipe triunfante Atahualpa.
Pero por otro lar los europeos padecieron las de Caín con el surtido repertorio de enfermedades tropicales y nubes de mosquitos para los cuales no había armadura suficiente. Eso del enemigo de mi enemigo se da en muchos casos,es cuestión de inteligencia.
Más con unos vecinos que tenían fastidiado al barrio como los de la triple alianza y su costumbre de ofrecer corazones fresquitos a Huitzilopotztli o de los Incas que los vecinos de Cuzco los raceaban a los atahualpistas por ser norteños ,traer un Ejército casi,para los orejones cuzqueños, bárbaros y también a los endebles vecinos de la selva que aún rememoraban las glorias se Husco Vilca y los Chancas que amnazaban con dejar hecho un solar el Cuzco con sus cuñados los Cañaris.
La lógica y estratégicos movimientos de los conquistadores supieron aprovechar las principales debilidades de los ejércitos nativos, ejemplos preclaros de esto son las victorias de Otumbo donde fue toda una maniobra temeraria que valió un cambio de 180 a la situación y la caida de Sacsayhuaman entre otras ya que los ejércitos incas al ser hijos del sol no peleaban de noche en contraposición de la Noche Triste de Cortés donde se dejo de lado la costumbre florida y Ollantaytambo donde Manco Inca desplegó todo el artefacto de guerra Inca sin llegar al choque frontal tan directamente,con inundaciones fieras y armas a distancias prudenciales.
Lo que demuestra mejor que la caída de las civilizaciones americanas se dio al prevalecer un conjunto de factores que pesaron más en un bando que de otro,el dejarse cercar en medio de un lago insalubre o no usar tus picas para poner en su sitio a la caballería.
Felicitaciones por el blog y los artículos¡

Amo del castillo dijo...

Muy agradecido le quedo por su aportación, Sr. Renzo

Un saludo

Renzo Vittorio Camilloni Montalvo dijo...

En cuanto al guerrero inca por añadidura al combatir en lugares de climas maa fríos tenía la protección adicionales del uncu de algodón grueso ,en oficiales con piezas metálicas cuál poncho y el pura pura que era como una discto protector del pecho y la espalda unidos por soguilla,en caso de la oficialidad el disco delantero era de metal.
Estas protecciones metálicas incluso primitivas coracinas fueron siempre nacidas del contacto y potencia de las armas enfrentadas en América,suponiendo la hoja toledana o pica castellana era similar al contacto hoplita contra inmortal cuya armadura era ineficiente para impedirle ser pasado de lado a lado.Saludos¡

Amo del castillo dijo...

Nuevamente agradecido por su aporte, Sr. Renzo

Un saludo

mjhii dijo...

La "tecnología" y tácticas españolas no habrían servido de nada sin la viruela y los miles de soldados de tribus enemigas de los aztecas como los tlaxcaltecas... ellos fueron quienes evitaron que los españoles terminaran siendo un sacrificio a los dioses. La diferencia en número era abrumadora y para los aztecas la guerra era una religión. Su combate no valía si no dejaban al enemigo vivo para ser sacrificado.

Amo del castillo dijo...

Cierto, olvidé el arma secreta española llevada por los malvados conquistadores en cepas cuidadosamente preparadas para extenderlas entre los nativos gracias a nuestra..."tecnología". Ellos contrajeron a cambio la sífilis, pero resultó menos dañina.

Unknown dijo...

Muy interesante artículo sobre las armas precolombinas. Creo que algunos comentarios son ociosos sobre la superioridad o no de las armas españolas, el tema son las armas y punto! No tiene sentido manifestar una rivalidad de hechos que ocurrieron hace más de 500 años, ¿más o menos 70-80 generaciones atrás?
Sin embargo y solo como dato de interés; estudios muy recientes (2018). En 1545, en las postrimerías del Imperio azteca, muchas personas empezaron a presentar fiebre alta, dolores de cabeza y sangrado de ojos, boca y nariz. Morían, en general, al cabo de tres o cuatro días.

Después de cinco años, la epidemia, conocida como cocoliztli (tifoide) había matado a un 80% de la población estimada, 15 millones de personas. Este episodio es considerado una de las peores epidemias de la historia de la humanidad, por detrás de la peste negra, que mató a 25 millones de personas en Europa Occidental en el siglo XIV, es decir, casi la mitad de la población.
El estudio fue publicado en la revista científica Nature Ecology & Evolution.

Saludos

Amo del castillo dijo...

Muy agradecido le quedo por su interesante aportación, Sr. desconocido.

Un saludo

Renzo Vittorio Camilloni Montalvo dijo...

Lo de la sifilis es un negocio complejo la cepa americana fue llevaba y reintroducida en europa produciendo una epidemia al mutar a las condiciones europeas clima e higiene, de eso no queda duda pero se supone una cepa europea al hallarse lesiones oseas propias de esta enfermedad en restos de la epoca de la erupcion del Vesubio en la peninsula italica.
Pero mientras lo primero es casi una certeza de lo segundo falta comprobar.

Amo del castillo dijo...

Podrían tratarse de lesiones óseas producidas por otro tipo de enfermedad vírica, vaya a saber...

Unknown dijo...

Entre los incas existía la turpuna una especie de lanza de hasta 6 metros que usaron los incas contra la caballería española.También está la wino,una espada de Chonta afilada parecida a la macahuitl usada por etnias sureñas del Tawantinsuyu.La infantería estándar de los incas usaba un peto de hojas de Palma te enfadas forrado en algodón que era tan resistente como un peto español y que resistía el filo de las espadas.

Amo del castillo dijo...

Se le agradece su aportación, Sr. desconocido

Un saludo

Awqapuma dijo...

Tuccina:espada inca
Matusino:tridente
Turpuna:pica
Cuncacuchuna champi:especie de alabarda sin punta superior
Hacha-porra:combinación de hacha y maza estrellada
Hacha-piquete:especie de pico de cuervo medieval
Wichi wichi:cuerda de extensión variable con peso
Antañauchi:jabalina
Wino:mandoble hecho de chonta y afilado
Huactana:mazo de a dos manos con puntas de metal
Manoplas:especie de puños americanos pero con filos,se usaba dos

Amo del castillo dijo...

Se le agradece su aportación

Un saludo

Awqapuma dijo...

Un soldado inca valía por cinco españoles,en todas las batallas cada español estaba protegido por cientos de guerreros de los pueblos alzados.

Awqapuma dijo...

Y eso qué xd

Awqapuma dijo...

La enfermedad mató a los equivocados y generó un vacio de poder

Awqapuma dijo...

De hecho Quisquis fue el primero en usar las picas contra la caballería española,desde entonces la caballería española nunca más volvió a estar a la vanguardia.

Awqapuma dijo...

Había armaduras de palma trenzada tan resistentes como una armadura de acero.

Awqapuma dijo...

Sin los Huaylas Lima hubiera caído y los españoles hubieran sido masacrados;sin Pascaq e Inguill Hernando Pizarro y sus españoles hubieran sido exterminados;sin Pascaq Almagro habría sido asesinado y sus huestes eliminadas.Sin los huancas los españoles hubieran sido expulsados de la sierra.Los españoles siempre estuvieron en la retaguardia pues no eran rival para los soldados imperiales.

Amo del castillo dijo...

Veamos, Sr. Awqapuma, estas entradas tan antiguas ya nadie las comenta ni se mete en debates sobre el tema. Hablamos de un artículo con más de cinco años a cuestas y es incluso posible que los que en su día comentaron ya no tengan cuenta en Google o hayan dejado de seguir el blog. Se lo digo para que no se quiebre mucho la cabeza, porque lo más seguro es que no obtenga respuestas. Sea como fuere, sería de agradecer que sus comentarios no sean una apología sin una mínima aportación de argumentos.

Un saludo

Renzo Vittorio Camilloni Montalvo dijo...

Sr. Amo del Castillo , entre la panoplia nativa , que defensa aaprte de los cascos mexicas podía resistir un golpe de espada o un lanzaso??

Amo del castillo dijo...

Pues salvo sus escudos me temo que ninguna. Los perpuntes que usaban podrían detener a lo sumo una flecha disparada por un arco, pero contra una ballesta era como llevar una camiseta. Y las espadas de la época, concebidas para herir de punta, podían incluso traspasar una cota de malla, para no hablar de una lanza manesca o una media pica.

Los indígenas habían ideado armamento defensivo contra sus armas, no contra las de los extraños seres barbudos cubiertos de hierro que llegaron del levante

Un saludo

Renzo Vittorio Camilloni Montalvo dijo...

Justo ví en un programa de youtube que una alabarda atravesaba como si nada el ichcaupilli , pero que los chimalli podían frenar un tiro de mosquete lo cual me parecio asombroso , en cuanto a las armas indígenas cuales podrían atravesar las defensas de los hispanos??

Amo del castillo dijo...

Francamente, dudo muchísimo que un chimalli pudiera detener una bala de arcabuz, para no hablar de un mosquete, cuando eran capaces de atravesar una armadura de acero como no estuvieran fabricados "a prueba". Los documentales de Youtube hay que cogerlos con pinzas, y más si son de esos de "expertos" de no se sabe qué o de los canales Historia o Discovery. De las armas indígenas dudo mucho que alguna lograra atravesar un coselete ya que no usaban el hierro, sino pedernal o cobre. Podrían, llegado el caso, abollarlas, pero nunca penetrarlas. En todo caso, ya sabe que estas cosas siempre son subjetivas.

Un saludo

Renzo Vittorio Camilloni Montalvo dijo...

De eao no tengo duda y mi mismisimo abuelo me decía que no había defensa indígena contra los mosquetes.

Sr.Amo ya vió Hernán una nueva serie sobre la Conquista , me encanto el detalle que rezan en latín conforme a la época.

Amo del castillo dijo...

No veo series, Sr. Renzo. Bueno, en realidad no veo nada porque mandé la caja tonta al trastero hace la torta de años. En todo caso, recuerde que hasta hace apenas unos 60 años aún se decía misa en latín, incluyendo las oraciones habituales, en todo el orbe católico

Un saludo

Renzo Vittorio Camilloni Montalvo dijo...

Recuerdo la entrada de La Peste , en el gazapo numero 2 la falla de la misa en español , por cierto la espada de ropera y la alabarda me parecen lás mejores armas capaces de atravezar a un guerrero Inca o Azteca , y no digo escudos y armaduras , si no ppr la falta de armas de estoque salvo algunas espadas que eran más puñales toscos cortos y pesados , en los incas las armas digamos más efectivas eran a dos manos y de golpe la Alabarda y el hacha larga de estos que al no tener punta de estoque te dejaban listo de papeles para ser llevado a mejor vida , tambien que las aleaciones y metales trabajados no podía opones buena resistencia al metal castellano.

Estimado Amo seguiré inmerso en sus artículos , si me hiciera el honor de ver este cídeo con el que cerré mi sección de armas incas , me daría una gran satisfacción https://youtu.be/1YGjDocVsR4

Espero sus Cervicales no le tiranicen , la Musa no se le espante y que la Parca no lo aparte de nuestras vidas , ahora que anda rondando en todos los vecindarios y no distingue entre justos y cuñados.

Amo del castillo dijo...

Muy interesante el vídeo, Sr. Renzo. Decididamente, tengo que buscar fuentes sobre ese tipo de armas que me son desconocidas. Acaba de tocarme la fibra sensible, jjeje.... Por cierto, debe ralentizar un poco el paso de la imágenes, sobre todo en las que aparecen medidas y pesos porque no da tiempo a leer los datos.

Un saludo y gracias por su aportación

Renzo Vittorio Camilloni Montalvo dijo...

Lamento lo de la velocidad de las imagenes , vivo en un asentamiento humano perdido de la mano de Dios y la velocidad del servicio solo es superada en lentitud en como la compañia tarda en reaponder las quejas , imaginese un video de 3 min tarda 5 horas en subir y si se va la señal olvidese , tambien ví un macahuitl y me sorprebdi que las lascaabde obsidiana no eran para nada tan regulares como las vemos en las pelis eran irregulares y daban un aspecto espantoso de fauces. Gracias por ver mis vídeos aunque fue un placer leer en español antiguo tambien la falta de costumbre se volvió un quebradero de cabeza.

Saludos y buena salud¡¡

Amo del castillo dijo...

Bueno, aparte de que la velocidad de internet donde vuecé vive sea como ver crecer la hierba, imagino que el vídeo lo crea con un editor. Solo tiene que ralentizar un poco las imágenes con datos. Siempre es preferible meter menos fotos porque, al menos en lo que a mí respecta, me agobia no poder verlas con tranquilidad y tener que estar pausando el vídeo a cada momento.

Un saludo

Renzo Vittorio Camilloni Montalvo dijo...

Me ha dado una idea excelente sobre clasificar las armas Incas por medida , desde los cuchillos de un palmo a las Turpunas de 30 , sabe que su información sobre el palmo español antigua me ayudó mucho para mis vídeos??

Amo del castillo dijo...

Pues me alegro que le haya resultado útil, Sr. Renzo. No obstante, me permito sugerirle que antes de clasificar nada piense bien en base a qué baremo lo hará: dimensiones, tipo de hoja, tipo de empuñadura, material, cronología, etc. Dos espadas del mismo largo de hoja pueden ser de tipos diferentes en base, por ejemplo, a la sección de la misma, o a si tiene acanaladuras o nervaduras, etc.

Un saludo

Renzo Vittorio Camilloni Montalvo dijo...

En lo que sale el vídeo prometido de las armas por tamaño (tipología es mas bien poca , con diferencia solo en las lanzas) , luego de leer muchas crónicas , algunas demasiado favorecedoras a los nativos y también a mis paisanos , vídeos y documentales de la calidad de un político en tiempo electoral , he acercado a la conclusión que la humedad sea quizá el factor entre factores , el arma ( como le general invierno) que podía hacer la diferencia en si una pelota de plomo de 20 mm atravesaba un escudo de madera esterilla y cuero a distancias que le juro yo atravesarían a más rapado mexica (probos ciudadanos que iban casi en pelota picada al campo del honor ) o empecinado Orejon (lo mejorcito de los Hijos del Sol incaico) forrado en toda su panoplia de infantería pesada (si , imagínese existía esa clasificación en el Imperio Inca ( aquí le dejo un vídeo de su panoplia: https://www.youtube.com/watch?v=rfrzrbtcUuo ).

En referencia le dejo este par de vídeos de los escudos Aztecas recibiendo plomo español , en teoría y en condiciones optimas:

Si pasa: https://www.youtube.com/watch?v=cvW-CrkC4ww&t=99s

No pasa: https://www.youtube.com/watch?v=aYZ3XoXfg8Y

*Disculpe mi ignorancia pero creía que esos trastes eran mas grandes y usaban horquillas.

Debo pensar con lo lindo que es el clima (hasta la actualidad) en las zonas de conflicto (una vez que visite Cuzco nos llovió 7 veces y eso que llegamos pasado el mediodía) perjudicara bastante la pólvora e la artillería de campo y la manual y supongo que algo semejante pasaría con las maderas , mecanismos y tensores de las ballestas. en una Crónica Garcilasina leí que el Pavés Americano aunque no paraba tiros de arcabuces , si tenia buena chance contra los virotes , así que o la humedad hizo lo suyo o sus paisanos disparaban de lejos (cosa que por la experiencia militar y cariño al arma dudo) .

También que ha dicho Cronista (ha varios realmente , últimamente empiezo a encontrarles errores o confusiones en cuanto a las armas ) tiene tendencias un tanto exageradas como cuando añadió que la estólica peruana (un atatl andino) con su punta de cobre podía hacer hueco en una cota de malla , quizá la malla estaría daña oxidada o la confundió con otra cosa , he aprendido a cruzar varias fuentes de cronistas antes de hacer mis vídeos.

Espero le resulte interesante mi teoría , le quedo debiendo el vídeo de las armas indígenas incaicas clasificadas en medida por tamaños. Buen día o Noche , no se a que hora me lea. Cuidese mucho y Saludos¡¡

Amo del castillo dijo...

Bueno, es evidente que si nos ponemos a analizar paso a paso la eficacia de cada arma podemos estar 38 siglos debatiendo intensamente. Le concreto una serie de puntos respecto a la influencia del clima que comenta, así como del tercer vídeo que muestra.

1. Humedad. Las ballestas con la pala de madera eran por lo general forradas de cuero precisamente para impermeabilizarlas. Pero las vergas no eran sensibles a la humedad porque no estaban fabricadas con fibras vegetales, sino con tendones y, con todo, las enceraban. Si la ballesta tenía la pala de acero, como si caía el diluvio, porque funcionaba igual. No había escudo o armadura entre los pueblos de Sudamérica capaz de resistir el impacto de un virote. Tenga en cuenta que una ballesta de torno alcanzaba hasta las 400 libras de potencia, lo que muy pocas armaduras europeas podían detener.

2. El arcabuz. Aparte de que el que aparece en el vídeo es una réplica un tanto cutre, no se han tenido en cuenta dos factores clave: la carga de pólvora (no sabemos cuánta ha vertido en el ánima) y el uso de dos postas, que reducen notablemente la potencia del disparo al adelantarlas los gases de la deflagración. Para disparar postas hay que interponer entre la carga y la munición un taco que impida la fuga de gases. De no ser así el tiro es un churro. Pero una bala en condiciones atravesaba sin problema una coraza salvo los modelos renacentistas "a prueba" que muy pocos se podían costear. Así pues, un escudo de estera lo traspasaría 20 veces. Ojo, si estaba lloviendo a cántaros las armas de fuego quedaban anuladas, pero dudo mucho que siempre lloviera o que las tropas españolas presentaran combate en una situación que no les favorecía.

3. Cobre Vs. malla. Imposible. El cobre se dobla como la plastilina contra una armadura de hierro, sea cual sea y por oxidada que esté, salvo que le metan una aguja que entre a través de una anilla.

4. La eficacia en combate del arcabuz. Tenga en cuenta que las tropas españolas usaban el arcabuz o la ballesta en combinación con los piqueros o alabarderos. O sea, se disparaba antes de que el enemigo llegara al contacto, pero cuando esto ocurría los arcabuceros y los ballesteros se replegaban, dejando en primera línea a los piqueros/alabarderos o incluso a rodeleros armados con rodela y espada. Pero no olvidemos además que los arcabuceros no disparaban todos a una, sino por mangas, de forma que podían mantener tres filas haciendo fuego alterno y sostenido hasta que prácticamente tenían al enemigo encima. A partir de ahí se replegaban dentro del cuadro y los piqueros, alabarderos y rodeleros les tomaban el relevo.

5. La espada. Lo que no comentan es que la clave para hacer de la espada un arma superior era la estocada. Los incas y demás pueblos tenían armas muy contundentes para herir de filo contra un individuo protegido por un perpunte, pero nada para herir de punta, y la estocada es muchísimo más letal y más si se asesta con una hoja de 80 o 90 cm. de largo y muy afilada. Como ya habrá leído en alguna entrada, basta un puntazo de 4 o 5 cm. de profundidad para que, en determinados sitios, sea mortal de necesidad. Aparte de eso, eran armas mucho más manejables, y encima usadas por hombres que aprendieron a usarlas desde que apenas podían sostenerlas.

En resumen, lo que quiero decir con esta filípica es que no debemos analizar cada arma de forma individual exclusivamente, sino su uso táctico, y era ahí dónde la diferencia se decantaba de forma rotunda a favor de los españoles, que aparte de estar tecnológicamente más avanzados y saber forjar acero, en aquella época eran los amos de los campos de batalla de Europa. Por cierto, los que usaban horquillas eran los mosquetes, armas aún más potentes que los arcabuces. Para aclararse sobre el tema de las armas de fuego de la época, eche un vistazo aquí:

https://amodelcastillo.blogspot.com/2014/05/los-mortiferos-arcabuces.html

y aquí:

https://amodelcastillo.blogspot.com/2014/05/y-los-mosquetes-aun-mas-letales.html

Un saludo y gracias por sus interesantes aportaciones

Renzo Vittorio Camilloni Montalvo dijo...

Gracias por tomarse el tiempo de responderme , de verdad ustwd debería hacerse una serie tioo cazadores de mitos sobre los chirros que vemos en Youtube , a mi me han parecido fastuosas las velocidades de salida de ballestas y cuando a lo que estaban impermeabilizadas eso sí es nuevo para mí , sus artículos sobre mosquetes y acabuces son gloriosos , da curiosidad como sería disparar una de esas armas , me encantan sus aclaraciones , ya las veía venir por esa parte , pero peor era quedarme con la duda. Le agradezxo nuevamente¡¡.

Hará un artículo exclusivo sobre las corazas a prueba? (Nunca entendí como los coraceros seguían isando las dichosas xorazas que tanto gustaban al enano corso , cuando las de A prueba eran mejores. Saludos y bello día.

Amo del castillo dijo...

El problema de internet es que cualquiera puede contar los camelos que quiera y siempre tendrá quien le haga caso, y eso es inevitable por desgracia. Ya vemos que hasta se provocan conflictos gordos o guerras gracias a la difusión de noticias falsas, así que ya me dirá como impedir que haya "expertos" deseosos de hacer llegar al mundo sus "conocimientos". En cualquier caso, si le digo la verdad, no estoy por la labor de perder el tiempo desenmascarando farsantes, porque son una legión. A lo más que llego es a los camelos cinematográficos, y con eso ya tengo trabajo de sobra.

Respecto a las armaduras a prueba poco habría que contar. Simplemente eran piezas con un templado que las hacía más resistentes, lo que requería más trabajo y el conocimiento para ello, nada más, lo que las encarecía enormemente. Sería lo mismo que si compramos un cuchillo baratucho en un chino o un cuchillo Muela de remate. Ambos pinchan, pero el chino se rompe o se doble y el otro es capaz de atravesar una moneda sin que se rompa la punta. Las corazas de las tropas decimonónicas no estaban concebidas para detener una bala salvo que viniera de muy lejos, sino para detener los bayonetazos y estocadas cuando llegaban al contacto. Si les disparaban a la distancia normal en combate, el coracero era dado de baja allí mismo. Equipar a todos los regimientos de coraceros del enano o de cualquier otro ejército con corazas a prueba sería increíblemente caro. Además, tenga en cuenta que la potencia de un mosquete del siglo XIX era aún mayor que la de un arcabuz de 200 años antes.

Un saludo

Renzo Vittorio Camilloni Montalvo dijo...

Entonces me sorprebdo del nivel de orgullo o arrojo que tenian los coraceros franceses en la primera guerra , esas cargas debieron ser horribles , horribles .

Por cierto recuerdo una vez que me mencionó que le parecía raro que los incas usaran lanzas tan largas sin conocer la caballería .

Pues leyendome todas las crónicas sobre el último enfrentamiento de un ejercito inca en toda regla contra los castellanos y sus aliados , vemos que eso de poner a los piqueros y lanceros hasta el final resulto ser fatal , aunque tenian largas micas con su propia masa en retroceso y los centauros cargando , los mismos castellanos se dieron cuenta que no concebian el uso de las lanzas que usaban contra la infanteria contra la caballería , es más el uso masivo de proyectiles para dañar a los conquistadorea era tan grande que con la logíatica inca para un asedio se terminaron en plena carga de los pizarro , sabe si los caballos usaban en el imperio inca defensas? Me reaulta muy sorpreaivo que no fuesen las mayores victimas en la lluvia de piedras y dardos .

Justamente estos caballos resultaron tan efectivos a la hora de romper y terminar los sitios del ejercito inca a la manera de Otumba .

Los cuadros de los artistas de la epoca nos dejan ver el nivel de tropas usados en dicho sitiosobre todo en la excapital de imperio.

Cronicas y cuadros que responden mucho la pregunta si hubieran podido ganar los incas frente a frente a los hispanos .

Lo felicitos oor sus historias en las ultimas entradas y le agradesco de todo corazon tomarse el tiempo para responderme. Buen fin de semana.

Amo del castillo dijo...

Dudo mucho que los caballos llevados a América usaran bardas. Eran un accesorio demasiado caro, solo al alcance de nobles pudientes y,además, el peso añadido obligaba a usarlas en bridones más caros aún. En todo caso, no puedo asegurarlo de forma rotunda.

Un saludo