sábado, 30 de abril de 2011

Obertura

Es en realidad irrelevante el como y el por qué descubrí el inmenso patrimonio de nuestros vecinos. No voy a dedicar una entrada larguísima a narrar con pelos y señales como yo mismo me avergoncé, aficionado como soy a la historia, del desconocimiento palmario que tenía sobre Portugal, así que dedicaré esta primera entrada a algo más instructivo que mis sensaciones personales. Como se podrá ver, el etiquetado de cada entrada irá según el tipo de fortificación. Los que sean de tipo didáctico, o que hablen de temas ajenos al que nos ocupa, llevarán su etiqueta aparte.
En la entrada correspondiente a cada fortificación aparecerá en primer lugar el distrito en la que se encuentra, lo que con el mapa situado a la derecha permitirá hacerse una idea clara de por donde anda. Así mismo, pondré las coordenadas. En muchos casos será un detalle irrelevante porque muchos castillos están dentro de las poblaciones, pero en otros no, y en algunos casos están verdaderamente escondidos. Con dichas coordenadas pueden ser localizados en el Google Earth fácilmente, y disponer así de una imagen zenital del conjunto. Finalmente pondré la forma de llegar a cada sitio, si bien de forma meramente orientativa, que para detalles a fondo ya está la Via Michelín, que nos dice hasta cuando debemos parar a tomar un cafelito e incluso a mear. 
Suelo frecuentar algunos blogs, y sé sobradamente que es un soberano coñazo tirarte horas bicheando entradas que no son de tu interés para dar, por fin, con lo que uno busca. Imagino que lo suelen hacer para "obligar" al visitante a verlo todo, pero como yo no obligo a nadie a nada, al menos lo pondré fácil para que los interesados en la materia puedan ir directamente al grano, que el tiempo es oro.
Y una cosa quiero añadir: este blog no va a ser de esos en plan místico, de narrar experiencias maravillosas y amaneceres de ensueño, de lo bonita que es la vida o conocer gente, o dedicar una entrada a un chucho abandonado que me encontré en un castillo lejano y me miró con ojos tristes. Para eso, que cada cual experimente sus propias sensaciones. El fin del blog es meramente de tipo didáctico, para compartir lo que llevo conocido con personas que, bien por falta de medios, o de tiempo, o simplemente porque no les da la real gana viajar, no pueden conocer lo que yo conozco.
Dicho esto, comencemos pues, poniendo al personal un poco al corriente de qué va la cosa...