jueves, 5 de diciembre de 2013

La Banda Morisca VII. El castillo de Los Molares



Vista panorámica en la que se aprecia la plaza de armas, invadida por los patios traseros del caserío urbano


Como ya habrán constatado vuecedes, el tema de la Banda Morisca ha estado unos días en "stand by", como se dice ahora. Ello ha sido debido a que estaba a la espera de que el ayuntamiento me diera permiso para sacar fotos del interior del castillo. El exterior, semiengullido por el caserío urbano, es complicado de ver. 


Una de las cámaras de la torre del homenaje
Hace varios años, cuando estaba aún sin restaurar, me permitieron acceder al recinto y sacar fotos a diestro y siniestro. Por desgracia, eran fotos analógicas, concrétamente diapositivas, las cuales se me han degradado de tal forma que no pude ni escanearlas. Pero cual no ha sido mi sorpresa cuando me comunican de parte de la alcaldesa del PSOE que rige ese ayuntamiento que si quiero hacer fotos tengo que soplar la friolera de 40 del ala. Sí, señores... cuarenta. Un cuatro y un cero. Seis mil seiscientas cincuenta y cinco pesetillas de nada. Ni que fuera la tasa por repantigarse en un trono del Palacio de Oriente, qué carajo...


Acceso a la azotea. Desde la misma se enlaza
visualmente con el castillo de El Coronil y el de Utrera
Me dicen que claro, es un ordenanza municipal y que las ordenanzas municipales hay que cumplirlas aunque mi intención no es precisamente hacer un reportaje de un bodorrio ni similar (que es por lo visto el motivo de tal ordenanza, ya que supongo que a pocos o ninguno se le habrá ocurrido hasta ahora pedir permiso para fotografiar el castillo en cuestión), sino llevar a cabo una labor divulgativa que, en este caso, incluso sirve de propaganda gratuita al pueblo de marras. No deja pues de ser curioso que se me pongan tan estrictos precisamente por parte de un gremio que se suele pasar las normas por debajo del ombligo.

Bueno, pues como no hay fotos no hay entrada, así que corremos turno y para mañana ya seguiremos hablando de la Banda Morisca. El que quiera saber algo sobre dicho castillo tendrá que bichear por su cuenta porque este menda pasa 1 kilo a la vista del vil atraco ordenancista al que me han querido someter, amén de los amenes.

Hale, he dicho...

Post scriptum: Ojo, que lo único que merece la pena del interior es la torre del homenaje salvo que la hayan perpetrado en la restauración. El resto fue profanado en su momento por lo que su morfología ha quedado un tanto, digamossss... vulnerada.


Una vista de la torre del homenaje. Puede apreciarse el afloramiento rocoso en la que se asienta