domingo, 23 de febrero de 2014

Gladiadores VI. El provocator





Más gladiadores. Hoy, los PROVOCATORES, que también tenían sus peculiaridades. Veamos pues...


Este tipo de gladiador surgió al parecer hacia finales de la República. Esta teoría se basa en el hecho de que son de esa época (c. 30 a.C.) las representaciones artísticas más antiguas que se conocen de estos gladiadores, los cuales fueron quizás de los más longevos ya que hay también constancia de los mismos en representaciones datadas en el siglo III d.C. Una de las teorías sobre su origen consiste en que eran originariamente criminales condenados a la pena de muerte en la arena. Pero según el derecho romano, todo condenado tenía derecho a pedir clemencia apelando al pueblo, o sea, PROVOCATIO AD POPVLVM, de donde parece ser proviene su designación. Otra teoría sugiere que el nombre se debía a la forma de combatir de estos gladiadores, simulando ceder ante los embates del contrario para, de forma repentina, contraatacar. O sea, provocando al enemigo.



Su armamento defensivo consistía inicialmente en una GALEA tipo imperial itálica similar a la usada en el ejército como la que vemos en la imagen de la derecha. De esta forma, los PROVOCATORES eran los únicos que combatían con el rostro descubierto. Sin embargo, bien por ser un factor que aligerase la conclusión de los combates, cosa que no gustaba nada al público, o bien para ocultar sus rostros y evitar así que sus conocidos animasen al respetable a pedir su clemencia, la cosa es que las carrilleras fueron eliminadas y en su lugar se acopló una máscara con dos grandes OCVLARIA como los demás cascos de gladiadores. El resultado de la modificación podemos verlo en los ejemplares que se muestran en la imagen inferior.





La principal característica de estos cascos radica, como podemos observar, en la prolongación hacia abajo de la máscara a fin de proteger el cuello, así como la adición de dos portaplumas, uno a cada lado del casco. Por lo demás, como en los otros tipos de cascos de gladiadores, se fabricaban ejemplares ricamente repujados como el que vemos a la izquierda, sin tanto artificio como el del centro, o bien austeros y sin el más mínimo lujo como el de la derecha. Todo dependía del poder adquisitivo del LANISTA, que era el que se rascaba el bolsillo para equipar a sus pupilos.



Sin embargo, y a pesar de que se suele considerar este tipo de casco como el único usado por los PROVOCATORES, hay constancia de que hacia el siglo III d.C. también usaban o habían cambiado por el tipo que vemos a la izquierda pero desprovisto de crestón, el cual aparece en algunas lápidas y figuras votivas de terracota que han llegado a nuestros días. Ese casco, habitual entre los MYRMILLONES, podría ser motivo de confusión. Sin embargo, las figuras mencionadas no dejan lugar a dudas tanto en cuanto llevan el pecho cubierto por el CARDIOPHYLAX, una pequeña coraza de la que hablaremos más abajo.




Tres ejemplos de PROVOCATORES con el casco mencionado. Su tipología no ofrece lugar a dudas tanto
en cuanto se aprecia en todas el CARDIOPHYLAX propio de esta variedad de gladiadores.

El escudo también era inicialmente ovalado pero, al igual que ocurrió con el casco, posteriormente fue modificado adoptándose uno rectangular pero con los bordes redondeados como el que vemos en la imagen de la derecha. Estaba fabricado de madera forrado de cuero pintado y su agarre se realizaba mediante una manija colocada tras un umbo central del que, por lo general, salía una espina vertical que ocupaba toda la longitud del escudo, tal como podemos ver a la derecha. La protección de las piernas estaba encomendada a una sola greba de bronce que se armaba sobre la pierna izquierda. Su longitud era similar a las usadas por los HOPLOMACHVS, si bien eran más ligeras: medían alrededor de 50 cm. y pesaban 1,7 kg. aproximadamente. Como vemos en la ilustración, superaban la altura de la rodilla ya que el escudo era más corto. Merece la pena reparar en este curioso detalle ya que, por norma, siempre se buscaba la compensación entre el armamento defensivo: un gladiador con un escudo más grande, como el MYRMILLO, usaba grebas más cortas. Uno con el escudo más pequeño, como los PROVOCATORES o los HOPLOMACHII, más largas para compensar precisamente la menor protección que les brindaría un escudo de menor tamaño.



Sin embargo, la pieza más peculiar de su panoplia consistía en un pequeño peto metálico que protegía el pecho y que recibía el nombre de CARDIOPHYLAX. Esta rudimentaria coraza solía tener forma rectangular o de media luna, y cubría solo el pecho, dejando el abdomen descubierto. Podía estar fabricada de una sola pieza de bronce o bien de escamas sobre un soporte de cuero, y se sujetaban al cuerpo mediante dos correas cruzadas en la espalda y unidas en el centro de la misma mediante una argolla. A la izquierda vemos el aspecto del casco junto al CARDIOPHYLAX, que hacían invulnerable toda la parte superior del cuerpo del PROVOCATOREn cuanto a su armamento ofensivo, consistía en un GLADIVS que manejaban con el brazo protegido por una MANICA


Por último y en lo tocante a sus enemigos, los PROVOCATORES no combatían con otros tipos de gladiadores. De hecho, no hay constancia en ninguna de las abundantes representaciones artísticas en las que aparecen gladiadores, desde suntuosos mosaicos a los grafitis que se pueden aún ver en las ruinas de ciudades romanas, en la que se vean PROVOCATORES enfrentándose a un enemigo diferente a ellos mismos salvo, al parecer, un caso citado por Louis Robert en su obra "Les gladiateurs dans I'Orient grec" en el que se menciona una inscripción sobre un PROVOCTOR con un MYRMILLO por oponente. 

Los combates entre PROVOCATORES debían ser bastante atractivos ya que, aparte de su vistosa forma de luchar, eran totalmente equilibrados en lo tocante al armamento ya que ambos adversarios usaban el mismo. Sin embargo, no alcanzaron nunca la popularidad de otras tipologías. 

En fin, ya no hay más que contar.

Hale, he dicho...

No hay comentarios: