domingo, 29 de enero de 2017

Pickelhaube





No creo que haya mucha gente que, aún sin saber una palabra del tema, no haya visto alguna vez este peculiar casco rematado por un ostentoso pincho similar a la moharra de una lanza. La icónica imagen del káiser Guillermo con su fastuoso mostacho y tocado por un pickelhaube es todo un símbolo del espíritu militar prusiano de la misma forma que las cabinas de teléfonos pintadas de rojo nos trasladan el magín a la city londinense (Dios maldiga a Nelson), y hasta era especialmente puesto de relieve en las caricaturas con que los aliados se mofaban de sus enemigos germanos durante la Gran Guerra. Sin embargo, si algún cuñado deseoso de ponernos en evidencia nos pregunta por el origen de este casco, puede que más de uno tenga que optar por cercenarle de un mordisco la carótida porque, mal que nos pese, nos daremos cuenta de que no tenemos ni idea de donde surgió. Y como no es plan de tenernos que ir de mercenario con los de Blackwater para poner tierra de por medio hasta que el asesinato prescriba, mejor será tomar buena nota de lo que comentaremos a lo largo de esta entrada, que nunca se sabe con qué pretenderán esos malvados parientes políticos cuestionar nuestra sapiencia en cuestiones militares.

Pickelhaube ruso. Como se ve, salvo por el pincho
se asemeja mucho al modelo prusiano
Hay diversas teorías sobre la paternidad del pickelhaube que, en cualquier caso, provenía de los antiguos cascos de caballería usados durante las guerras napoleónicas. La más extendida es la que afirma que, curiosamente, el origen de este casco no era prusiano, sino ruso. Esta versión dice que el rey de Prusia Federico Guillermo IV vio un prototipo de un ejemplar rematado por un vistoso pincho encima del escritorio del zar Nicolás I durante una visita oficial. Al prusiano le hizo tilín el modelito, así que a su vuelta a casa puso en marcha su eficiente maquinaria militar para fusilarlo mientras que el ruso se tuvo que fastidiar al ver como le habían pisado la idea porque la industria rusa estaba a años luz de la alemana. Otra versión sugiere que el diseño no era de origen ruso, sino genuinamente prusiano; en concreto, se afirma que lo llevaron a cabo entre el pintor Heinrich Stilke y Wilhelm Jaeger, un fabricante de artículos de metal radicado en  Elberstadt. También se relaciona con este diseño al pintor Moritz von Schwind, autor de unos frescos del castillo de Hohenschwangau en el que se ve a un caballero tocado con un casco muy similar a los pickelhauben. Estos frescos, basados en "El Cantar de los Nibelungos", fueron ejecutados por encargo de la academia de Karlsruhe en 1839, tres años antes de la entrada en servicio del primer modelo provisto del pincho en cuestión.

Sea como fuere, la cosa es que en octubre de 1842 fue adoptado un casco que sería el antecesor directo del pickelhaube que todos conocemos. En la foto de la izquierda podemos ver el único ejemplar que se conserva del primer prototipo desarrollado por la firma Wilhelm Jaeger en 1839, el cual tenía la particularidad de tener una visera movible cuya finalidad era proteger los ojos en función de la intensidad de la luz. El cubrenucas en forma de cola de langosta estaba formado por tres láminas, y el barbuquejo era de cuero forrado por pequeñas escamas de metal. A cada lado, bajo el rosetón del barbuquejo, el casco estaba decorado con una escarapela con los colores de Prusia, y en el frontal lucía una ostentosa águila de bronce que, posteriormente, se trocó por el pájaro emblemático de cada estado alemán a medida que lo iban adoptando. El conjunto estaba rematado por un enorme pincho que le daba la característica silueta que distinguió a estos cascos durante salgo más de 70 años de nada.

Retraro del mariscal von Bismark con el
casco de coraceros mod. 1866
Así pues, el 23 de octubre de aquel año de 1842 se adoptó este casco que, oficialmente, era un helm (casco en alemán), porque eso de pickelhaube (literalmente, algo así como gorro con pincho) era un mote ideado por el imaginario popular. La prenda en cuestión, a la que solo se suprimió la movilidad de la visera respecto al prototipo inicial, equipó inicialmente a varias unidades de coraceros, concretamente los regimientos de línea del 1 al 5, el 7 y el 8. Los cascos estaban fabricados de chapa de acero y la decoración de bronce, mientras que los del 6º regimiento y dos regimientos de la Guardia estaban hechos de una aleación de cobre y zinc que imitaba el oro con la decoración de plata alemana, o sea, lo que se conoce como alpaca. A raíz de la adopción de este tipo de casco, los demás estados alemanes lo fueron adoptando en los años siguientes, siendo el segundo de ellos Oldenburgo, en 1843, y el último Baviera, que se resistió heroicamente a sucumbir a la moda prusiana hasta 1886, cuando murió el rey loco Luis II y el príncipe regente Leopoldo se hizo cargo del gobierno. Curiosamente, el regente se negó a usar ese modelo de casco hasta que lo declaró reglamentario para los generales en 1902. Sin embargo, obligaba a sus ayudantes a usar otros tipos de prendas de cabeza antes que el pickelhaube.

Pero no solo se destinó el nuevo modelo a las unidades caballería, sino también a las de infantería y artillería si bien estas últimas llevaban el pincho rematado por una bola en vez de ser puntiagudos. En este caso se trataba de una pieza de 37 cm. de alto fabricada con cuero hervido, siendo el emblema frontal de bronce, así como la espina que recorría la parte trasera tapando la costura que unía el cuero y, por supuesto, el pincho de 14 cm. de largo que estaba unido al casco mediante un soporte cruciforme remachado al mismo. Como se ve en la foto, en la parte inferior del mismo se abrían dos respiraderos, uno en cada lado, que permitía el paso de aire al interior de la guarnición. En 1856 se llevó a cabo la primera modificación de este casco, siendo recortada la altura tanto del casco en sí, haciéndolo más redondeado, como el pincho. Así mismo, se acortó la longitud de la visera y se modificó el barbuquejo, sustituyendo las chapas curvadas que se ven en el de la foto de la izquierda por otras planas. Los cascos de infantería fueron recortados y vueltos a coser, por lo que se ahorraron el pastizal que les habría costado fabricar cascos nuevos para todas las testas germánicas destinadas a portarlos.

En 1860 surgió el pickelhaube que todos conocemos, o sea, una modificación de los modelos anteriores a la que se rebajó notablemente la altura, dándole la apariencia achaparrada que mantuvo durante el resto de su vida operativa. Además se volvió a reducir la longitud de la visera, y el cubrenucas pasó a ser una pequeña pieza casi del mismo tamaño que la delantera. Así mismo, para ahorrar costos, las unidades en servicio fueron nuevamente recortadas y recosidas, por lo que debían tener más costuras que un calcetín remendado. Solo conservaron del modelo anterior la gran base cruciforme para el pincho, que también fue ostensiblemente reducido en su longitud. En cuanto a la escarapela de los laterales, permanecieron iguales. No entraremos en detalle acerca de la enorme variedad de emblemas frontales o wappen (escudo de armas o blasón) ya que para eso habría que elaborar varias entradas monográficas y no creo que el más correoso cuñado llegue a inquirirnos en detalle sobre ellas.

Modelo 1866
Tras los violentos cambios de impresiones tenidas con los daneses en 1864 y con los austriacos en 1866 se llegó a la conclusión de que era preciso llevar a cabo una serie de modificaciones para abaratar y, sobre todo, facilitar la producción de cascos. Para ello, se eliminó la espina de bronce que, como dijimos anteriormente, estaba destinada a cubrir la costura trasera que cerraba el casco. A fin de no dejar dicha costura a la vista se desmontaron el cubrenucas y la visera y se giró el casquete de forma que quedase delante, siendo tapada con el emblema. Para fijarlo se eliminaron los tornillos que usaban desde siempre y se sustituyeron por dos pasadores que, la verdad, no proporcionaban ni de lejos la sólida unión de los tornillos. También se eliminó el soporte cruciforme para el pincho y en su lugar se puso una base circular, lo que permitía ahorrar grandes cantidades de bronce, material bastante caro por cierto, además de la mano de obra necesaria para colocar tanta virguería.

Modelo 1871
Pero estas modificaciones resultaron un churro porque el emblema frontal se perdía constantemente y, además, la falta de refuerzo en la costura debilitaba demasiado el casco. Por lo tanto, tuvieron que reformarlo de nuevo y reponer los tornillos que sujetaban el emblema, así como la espina trasera ya que hubo que volver a poner la costura mirando hacia atrás. En una directiva fechada el 23 de noviembre de 1871 se tomaron en consideración esta serie de fallos, dando lugar al modelo que vemos en la foto de la derecha. Como podemos apreciar, la larga espina trasera recorría el casco desde el pincho hasta el borde del cubrenuca. Esta pieza tenía en su parte interna unos tornillos soldados, los cuales eran fijados por el interior con tuercas. En cuanto al emblema frontal, salta a la vista que está mejor unido al casco gracias a los tornillos que sustituyeron a los pasadores que fueron la causa de dejar sembrado de vistosos wappen todo el camino desde Alemania hasta París.

Modelo 1887
En 1887 se volvió a modificar el casco, buscando siempre abaratar el costo de cada ejemplar. Como vemos en la foto de la izquierda, el tradicional barbuquejo de escamas pasó a la historia para ser sustituido por uno de cuero mondo y lirondo que, según podemos apreciar, se fijaba en cada lateral con una argolla y un gancho con la finalidad de poder desmontarlo y reemplazarlo por el de escamas en desfiles y demás saraos militares. Así mismo se suprimió el borde de metal de la visera, que se sustituyó por un simple repujado. El pincho fue rebajado de altura una vez más, y se aumentó el número de respiraderos hasta los cinco orificios. En cuanto a la escarapela, solo permaneció la del lado izquierdo, que estaban carísimas de la muerte. Como vemos, este ejemplar ya había perdido la ostentosa apariencia de antaño. Siempre el puto dinero...

Mod. 1891
En 1891 se dieron cuenta de que lo barato sale caro, así que nueva modificación al canto. El reborde repujado de la visera se chafaba con una rapidez muy preocupante, y el sistema de fijación del barbuquejo no valía un pimiento porque se perdían constantemente, así que fue necesario volver a rediseñar una vez más el pickelhaube. En primer lugar hubo que reponer el borde metálico de la visera, y en segundo cambiar el sistema de fijación del barbuquejo. Este, además, fue provisto de una doble hebilla para regularlo con más comodidad, mientras que la unión al casco se efectuaba con una pieza de latón con una muesca triangular que había que hacer coincidir con un resalte de la misma forma situado en cada perno lateral tal como se ve en el detalle de la foto. De ese modo se podía remover con repidez mientras que, al mismo tiempo, resultaba difícil que se soltase de forma fortuita.

Modelo 1915
En 1895 se efectuaron un par de modificaciones más, consistentes en la sustitución de los tornillos que fijaban la base del pincho por unos pasadores de aletas y una pieza para regular el flujo de entrada de aire por los respiraderos. Esto puede parecer una chorrada, pero de estar a 25º en verano (allí, claro, aquí te abrasas) a -10º en invierno conviene disponer de un sistema que impida la entrada de aire gélido para no helarse las intenciones. En 1905 se modificó el modelo prusiano, proporcionándole una cubierta de fieltro que protegía la bóveda de cuero hervido y que no tuvo especial difusión ya que su vida operativa fue bastante breve. Finalmente, en 1915 se llevó a cabo la última reforma, consistente en sustituir las piezas de bronce o alpaca por otras iguales de acero mate para evitar reflejos muy peligrosos para el personal. También se proveyó al pincho de un sistema de anclaje para poder removerlo con rapidez porque el emblemático accesorio era visible a gran distancia y delataba al que lo llevaba puesto. Pero a pesar de tanta reforma, el pickelhaube estaba ya más obsoleto que los teléfonos con dial giratorio. Al igual que los british y los gabachos, los alemanes tuvieron muy claro por aquellas fechas que la época de los cascos elegantes había terminado, y que era hora de diseñar una pieza lo suficientemente sólida como para resistir las lluvias de cascotes que producían las explosiones, así como la esquirlas de metralla y las bolas de los metralleros. Así surgió el modelo 1916, del cual se habló en su momento.


Foto que muestra al kronprinz Guillermo ante un grupo de soldados cuyos pickelhaube tienen los pinchos removidos.
Por cierto, qué le gustaba a este hombre adoptar posturitas chulescas, carajo

En fin, ya vemos que la historia de este casco tiene más enjundia de lo que parece y, a lo tonto, estuvo operativo muchos más años que otros muchos modelos. Por otro lado, el hecho de que Prusia estuviese considerada en aquella época como el principal referente en lo tocante a la moda militar, así como por su presencia en muchos países sudamericanos como asesores militares, hizo que el pickelhaube fuese adoptado por muchos países incluyendo a España, Inglaterra e incluso los Estados Juntitos. Por otro lado, no solo el ejército alemán hizo uso de estos cascos, siendo también reglamentarios en unidades de policía. Un accesorio aparte era el trichter (embudo), el cual podemos ver en la foto de la derecha. Este chisme se usaba para sustituir al pincho y colocar unas vistosas plumas o crines, que eso siempre ha dado mucho morbo a los milites. Con todo, como podemos imaginar, este accesorio solo lo empleaban determinadas unidades en sus uniformes de gala, así como las bandas de música. Para llevar a cabo la sustitución bastaba con desenroscar el pincho y colocarle el embudo ese.

Otra variante digna de mención fueron los cascos ersatz (sustitutos), o sea, los ejemplares de circunstancias fabricados con diferentes materiales a causa del esfuerzo de guerra y con unos niveles de calidad muy por debajo de lo habitual. Un ejemplo lo podemos ver en la foto de la izquierda, en la que aparece un casco fabricado hacia 1916 con fieltro en vez del cuero hervido reglamentario. Obviamente, este casco solo servía para pasear el pincho ya que su solidez era similar a la de un gorro de dormir. Por último, citar la cubierta de tela o überzug introducida en 1892 para proteger el casco de la suciedad y que, a raíz de la guerra, sirvió también para impedir los reflejos producidos por los brillantes emblemas y accesorios de bronce. Esta cubierta tenía unas pequeñas aberturas en la parte del pincho que debían coincidir con los orificios de ventilación. El überzug llevaba pintado o cosido el número del regimiento en color rojo y, tras el inicio de la guerra, en verde para reducir su visibilidad.

Bueno, ya está. Hora de merendar.

Hale, he dicho

44 comentarios:

dani dijo...

Los primeros modelos, tan altos recuerdan a algunos modelos de salacot, supongo que eso ayudaba a la refrigeración.
Muy buen artículo, se agradece su esfuerzo.

nathan hale smith patton dijo...

yo quiero uno >:3
tambien lo uso el polemico porfirio diaz de mexico

nathan hale smith patton dijo...

y maldijo a Nelson!!! se extrañaban sus maldiciones, pensaba que algunos cuñados tommies vinieron a amenazarlo por insultar a su heroe caido

nathan hale smith patton dijo...

es cierto lo que dicen aqui sobre Blaz?
http://www.diariodecadiz.es/opinion/articulos/Nelson-gracias-Blas-Lezo_0_842015892.html

nathan hale smith patton dijo...

pero que al kronpiz guillermo no llevaba siempre un kovac con su clásico totenkolpf?

Amo del castillo dijo...

Y una gorra de plato con el mismo emblema. El colvac propio de los húsares solo lo usaba cuando se vestía de gala o para eventos militares. Para revistas a las tropas, visitas al frente y cosas así se calaba la gorra, más acorde con el uniforme de diario

Amo del castillo dijo...

Lo de Lezo, totalmente cierto. El "Mediohombre" derrotó bonitamente a los british y se meó en sus inmundas calaveras todas las veces que quiso y más. Lo que pasa es que España jamás ha sabido ensalzar a sus héroes mientras que esos piratas sí, poniendo a sujetos como Drake o Nelson (Dios los maldiga) como héroes invictos cuando la realidad es que cosecharon más derrotas que victorias.

Amo del castillo dijo...

No, nada de salacots ni de aireación, Sr. Dani. El motivo de esos cascos tan elevados era dar a la tropa un aspecto más intimidatorio y, de paso, hacerlos parecer de más estatura. De ahí los morriones, mitras y demás prendas de cabeza que se nos antojan hoy día incluso ridículas.

Un saludo y celebro que haya sido de su interés

Ismael dijo...

https://www.youtube.com/watch?v=gZ5ligpFmqA

No pude resistirme.

Exelente entrada, este casco es una belleza por donde se le mire, siempre me ha encantado.

Estética a parte y por asociación formal, recuerdo haber leído que en la Gran guerra si hubo un proyecto británico para una gorra con una hoja de cuchillo encima:

https://www.the-saleroom.com/en-gb/auction-catalogues/candt-auctioneers/catalogue-id-srct10006/lot-cb7eba42-7423-4963-a12c-a41f01242739

Creo haber visto hasta fotos de salacots con eso encima, pero sería cuestion de rebuscar, el que hayan llegado a considerar eso nos da idea de lo duros que se volvieron los combates las trincheras.

Un saludo.

Amo del castillo dijo...

Desde luego, las chorradas que inventa el personal son alucinantes. Pasearse por el mundo con un cuchillo en la gorra no solo es extravagante, sino además absurdo porque, ¿y si en plena refriega se le cae a uno la gorra? Jeje... Bueno, la lista de proyectos chorras sería interminable, y ciertamente jamás había tenido noticia de la que menciona vuecé.

En cuanto a los salacots con pincho, ciertamente los hubo en muchos uniformes de gala de a época. Hasta los yankees los usaban si mal no recuerdo, pero en ningún caso como arma de circunstancias, sino como un mero adorno.

Un saludo

Mr. Gatsby dijo...

Bueno Amo, al final la gran pregunta que todos nos hacemos es si el "pickel" del "haube" tenía la suficiente dureza como para clavárselo a alguien, ya fuera embistiendo cual morlaco furioso o empleandolo como arma de circunstancia. Jaja, coñas aparte, muy interesante la entrada, yo era de los que no tenían ni idea de dónde había salido este casco y nunca me había dado por buscarlo. Por cierto, lo que si me ha llamado la atención es que el pickelhaube fue diseñado por pintores, al menos según una de las teorías. En alguna entrada anterior mencionó que también el casco Adrian francés fue diseñado según criterios artísticos más que prácticos, por lo que parece que era cosa habitual por aquellos tiempos. Si conociera algún ejemplo más de material militar diseño por pura estética, me encantaría saberlo.

Mis saludos.

Amo del castillo dijo...

Bueno, es evidente que los cascos empleados por las unidades de caballería de la Europa decimonónica fueron diseñados conforme a esos baremos. Solo el schok causado por las escabechinas de la Gran Guerra fue lo que hizo ver a los mandamases que había que mandar al carajo la estética en favor de la protección, como bien hicieron los germanos y, en menor medida, los british. A partir de ahí, solo las prendas de cabeza destinadas a los uniformes de gala siguieron basándose en la estética por aquello de darle a las tropas un aspecto como que más gallardo e imponente si bien, a la vista de como se desarrollaban los combates, ni la gallardía ni la guapura de la peña había influido nunca para nada y al final ganaba la batalla el que echaba más cojones a la cosa.

Por cierto, estoy esperando que me comente algo sobre las puñeteras "perspectivas fallidas" de una de las fotos de la inocentada, leches, que quiero perfeccionar ese tema y vuecé sabe de eso más que yo, juro a Dios.

Un saludo, amén

Antonio dijo...

Otro excelente artículo para los aficionados a la cosa histórica. El casco en cuestión hay que reconocer que es estético y simbólico, por supuesto del ejército alemán como lo fue posteriormente el de acero. A los alemanes desde luego se le da esto de la estética en los uniformes.

Tengo una pequeña duda con el casco que luce el canciller de hierro: no me parece que sea del modelo de 1866 sino que se parece más al modelo inicial y lo digo por el pincho y esos resaltes verticales, la cogotera y el anclaje del barboquejo. El que luce el kaiser, parece que es una mezcla de varios tipos. Supongo que por ser quienes eran les fabricaron cascos personalizados como se dice ahora.

La foto del komprinz es curiosa, parece tomada al inicio de la Gran Guerra, el hombre era el jefe de un cuerpo de ejército que se llamaba como su título aunque el estaba de adorno y mandaban los generales de verdad. Respecto a los soldados, las insignias de cuello aunque se ven mal me recuerdan más a la de suboficiales que a las de soldados rasos. Debía haber un ambiente distendido porque la formación es de pena.

Antonio dijo...

Lo de la gorra brit con cuchillo es la releche. Menudo peligro para el usuario por si no tuviese bastante con su azarosa vida de trincheras.

De lo que poco se habla es que una de las armas preferidas en lucha cuerpo a cuerpo era la pala de zapador con la cual podías aliñar a un contrario rápidamente. Claro quedaría fatal en las ilustraciones donde luce mejor un épico ataque con bayoneta calada. Y eso por no hablar de cachiporras, mazas de pinchos, cuchillos artesanales y demás ocurrencias no reglamentarias, pero prácticas y útiles.

Amo del castillo dijo...

Tenga en cuenta que los cascos de las unidades de caballería tenían multitud de sub-variantes, Sr. Antonio, y que dentro del mismo modelo cada cual le añadía el detallito que más les gustaba. Respecto al del káiser, pues más de lo mismo pero con seguridad es un modelo de un regimiento de la Guardia en base al emblema frontal que lleva. Concretamente diría que es un modelo 1889, el cual también solía usar llevando el águila de plata empleada en las paradas militares en vez del pincho.

En cuanto a la foto del kronprinz, hay bastantes imágenes del heredero en plan confraternizando con la tropa, escuchando sus batallitas con aire paternal y cosas así que tanto elevaban la moral. Ignoro donde pudo ser tomada aunque, como bien sugiere, pudo ser a lo largo del primer año de la guerra.

Respecto a las palas y demás armas de circunstancias, no sé si leyó las entradas dedicadas a ese tema así que ahí le dejo el enlace para que bichee a su sabor:

http://amodelcastillo.blogspot.com.es/2012/01/retorno-al-pasado-1-parte-armamento.html

Un saludo

Ismael dijo...

Pude hallar un poco más de información:

http://www.dailymail.co.uk/news/article-2653834/Charging-head-long-battle-The-experimental-bayonet-hat-allowed-British-First-World-War-soldiers-attack-enemy-heads.html

Iban bastante en serio, curioso reparar tanto en una idea como esa, muy pero muy curioso.

Sobre los salacots, me refería a que literalmente tenían una hoja de cuchillo para ofeder, pero en este caso solo he podido hallar esta imagen de una reproducción actual, aunque en el artículo de arriba se ve algo parecido en diagrama:

http://www.atlantacutlery.com/images/product/large/3408_1_.jpg

Un Saludo.

Mabri Briones dijo...

hummm probablemente del primer año del conflicto, porque cuando la cosa se iba a poner fea en verdun el kronpiz utilizaba el clasico kolvac con su totenkopf
https://s-media-cache-ak0.pinimg.com/736x/55/6c/11/556c118e96648c3c711eb0574c756d06.jpg

por cierto que no le quedaba mal a la hija de kaiser
https://s-media-cache-ak0.pinimg.com/736x/87/39/73/873973c57b992f3a24f4bfde972e51dd.jpg

Antonio dijo...

Gracias, me hago cargo de la complicación del tema. Me permito ofrecerle este enlace con abundante información del famoso casco:

http://www.kaisersbunker.com/pt/

Aparte, este artículo con fotos curiosas antiguas, sobre la pirámide que montaron los peliculeros yankees:

http://rarehistoricalphotos.com/pyramid-german-helmets-1918/

Mabri Briones dijo...

"Por cierto, qué le gustaba a este hombre adoptar posturitas chulescas, carajo"

seguramente le gustaba verse sensual ante la tropa para aquello de "levantar la moral" como el tio adolf
https://66.media.tumblr.com/2804d9550419df7d8b3c8477fb185c17/tumblr_mm5exkoMkO1rvtvymo1_500.jpg

Mabri Briones dijo...

si ven con detenimiento la foto del hijo de guillermo II veran como toda la tropa lo esta viendo con cara de WTF
XD

Amo del castillo dijo...

La verdad, Sr. Ismael, es que el invento se me antoja uno más de los cientos de diseños estrambóticos que se llevaron a cabo durante la guerra y cuya utilidad no iba más allá de lo anecdótico. Y respecto a los salacots, pues lo mismo. Es algo así de chorra como las bicicletas impulsadas con un paraguas que diseñaron los yankees y de las que se habló en su día.

Un saludo y gracias por su curiosa aportación

Amo del castillo dijo...

Curiosamente, era habitual en todas las familias reales nombrar a sus féminas "coronelas de la guardia" o "comandanta de coraceros" etc. Hay fotos de las hijas del último zar de la misma guisa y, está de más decirlo, se muestran de lo más sugerente uniendo su incuestionable donosura con la indumentaria militar. Y a todo esto: ¿qué es o qué significa eso de WFT?

Amo del castillo dijo...

Le agradezco la aportación, Sr. Antonio, esa web es ciertamente bastante completa y detallada y ya la conocía tiempo ha. En cuanto a la famosa foto de la pirámide, estuve tentado de ponerla como foto de cierre cuando hice la entrada, pero como soy más bien germanófilo me dio cosa poner una imagen de los despojos de guerra de los vencidos.

Un saludo y gracias por su comentario

Antonio dijo...

WTF= What the fuck = Qué coño...

Neolenguaje internético a lo USA, donde gustan hablar con siglas y palabaras acortadas.

Amo del castillo dijo...

Ahhh... Tomo nota. Muy agradecido vos quedo, Sr. Antonio

Mabri Briones dijo...

como dijo antonio, aunque un sentido mas literal seria "what the fuck" osea "que carajos" y otro WTH (what the hell) ¿pero que diablos?

nathan hale smith patton dijo...

sabia que iba a estar de acuerdo con las duquesas sr del castillo

nathan hale smith patton dijo...

le gusta alemania? O.o

Amo del castillo dijo...

Es que negar la hermosura de la progenie femenina de los Románov sería absurdo. De hecho, la archiduquesa Tatiana estaba considerada como la hembra más donosa de la Europa toda. En cuanto a Alemania, pues no sabría decirle porque nunca he estado allí. No obstante, lo que admiro de Alemania es al pueblo alemán por su sentido del deber, su incuestionable disciplina y su laboriosidad. Un pueblo como el francés, que venera a un enano advenedizo que fue un mero genocida y un sumo pontífice del nepotismo solo merece mi desprecio, para no hablar de los british, una raza de piratas y ladrones que se creen aún por encima del resto de los mortales cuando la realidad es que sus niveles de incultura, alcoholismo y barbarie los mantienen anclados en la Edad Media

Mr. Gatsby dijo...

Perdone Amo, no pensé que estuviera tan interesado en el tema. Las perpectivas no están nefastas, no sea tan duro vuecé, solamente decía que son un elemento en el que la más mínima desviación ya puede dar sensación de que algo no está perfectamente. Así que en lugar de enrollarme aquí con cosas que no le interesan a la afición, le paso este link donde muestra un método rápido e infalible de trazar perspectivas con Photoshop:

http://www.conceptart.org/forums/showthread.php/272659-Perfect-perspective-grid-in-under-a-minute-(photoshop)

Ahí tiene, verá que bien le quedan ahora los montajes. Una cosa, pero eso de que Napoleón era enano no es otro de tantos mitos? Según he leído su estatura estaba en la media de la época, ni más ni menos, lo que pasa que gustaba de rodearse de sus miembros de la Guardia Imperial, que al ser enormes le hacían parecer enano en comparación, cosa que como siempre aprovecharon los british para dar rienda suelta a su propaganda y así fabricar el mito que tenemos hoy. Fue así o me estoy equivocando?

Amo del castillo dijo...

Le agradezco el enlace, dilecto ilustrador. En cuanto pueda me lo empollo a base de bien, que es un tema ese que me trae a veces por la calle de la amargura.

En cuanto al enano corso, de mito nada, era un tipo birrioso. En Fontainebleau se conserva una piltra suya provista de una escalerita con dos peldaños para poder acostarse. Pero además, una vez leí un artículo referente a su ingreso en la academia de artillería donde se daba cuenta de su descripción física, y tras pasar las pulgadas y pies a centímetros su estatura era aproximadamente de 1,55, o sea, un enano. Además, sarnoso, porque contrajo esa enfermedad cuando era teniente durante el sitio de Tolón. Otrosí, considerando que los pintores que lo retrataban le aumentaban la talla, a pesar de ello siempre se le ve como un enanillo metido en carnes con jeta de luna llena.

Así pues, era y será el enano corso por los siglos de los siglos amén.

Un saludo

P.S. Además de las perspectivas hablaba vuecé de las texturas.

nathan hale smith patton dijo...

Napoleon es el enano corso que a veces vuece maldecia a veces cuando mencionaba a los gabachos? Siempre pense que se referia a de gaulle o napoleon III

nathan hale smith patton dijo...

Juraba y perjuraba que el tamaño enano de napoleon era pura propaganda tommie, ahora que menciona esa escalerita me doy cuenta de que estaba equivocado

Amo del castillo dijo...

De Gaulle medía casi dos metros y era de Lille, y el sobrino del enano era de complexión normal y había nacido en París, de modo que solo nos queda un candidato: en enano corso. En cuanto a la estatura del enano, ya ve que de propaganda de los british nada de nada.

nathan hale smith patton dijo...

tambien pienso lo mismo de alemania XD
gracias por aclarar mi duda sobre el enano corso

PD: digame si en si la URSS era comunista o socialista?

Amo del castillo dijo...

La diferencia entre Alemania y Francia es que los primeros abominaron de Hitler mientras que los segundos siguen venerando al diminuto genocida como si fuera un héroe nacional, lo que deja clara la escala de valores de esa gente.

En cuanto a su pregunta sobre la URSS, es de coña, ¿no?

Antonio dijo...

Discrepo de lo dicho sobre la estatura de Napoleón. Hay literatura que muestra que hubo una lectura de medidas francesas con criterios ingleses, por lo que la real era de unos 1.68 m., o sea normal. Luego los brits explotaron el error a su conveniencia como es habitual. Sin ser admirador del emperador. Debo admitir que en el plano militar era brillante aunque se pasó de rosca con sus ambiciones y en el plano civil hizo muchas cosas que persisten aún como el código civil o que durante su reinado París se convirtiera en una ciudad impresionante.

Cierto es que sus hechos se pueden interpretar de muchas formas, entre ellos que invadiera España con la colaboración de nuestros impresentables reyes de entonces, que nos hizo la puñeta malamente, pero son cosas que pasan. Cierto que sus aventuras supusieron sufrimiento y calamidades, pero los Austrias también estuvieron metidos en guerras de religión por ambiciones políticas, que nos arruinaron y que no sirvieron a la larga para nada, lo que no obsta para que por aquí consideremos a Carlos I y Felipe II como grandes reyes.

Amo del castillo dijo...

Dejando aparte el tema de la estatura, que mantengo era escasa en función de lo dicho respecto a los datos de su expediente militar pero que no puedo demostrar porque no me acuerdo ni donde lo leí, recordemos que los Habsburgo eran, como los Tudor, los Hohenstaufen o los Capeto, monarquías medievales en las que los reyes eran los propietarios de sus reinos y hacían y deshacían a su antojo. Pero un sujeto que alcanza el trono en el siglo XIX tras una revolución que, en teoría, pone a Francia a la cabeza de Europa en lo referente a cultura, sociedad y valores, y que en vez de dedicarse a engrandecer aún más su país emplea su poder en practicar una tiranía y un nepotismo sin límites dice mucho de este personaje.

Carlos I y Felipe II gobernaron en una época en que la religión y la política iban de la mano, y si se metieron en guerras fue por la constante hostilidad de Francia (en guerra con toda Europa por cierto), Inglaterra (deseosa de ampliar sus dominios a costa de los nuestros) y la rebeldía de los Países Bajos, que aprovecharon la religión para poner a un traidor como fue Orange al frente de los sediciosos. Pero Napoleón, rey de una monarquía laica, no tuvo la presión de nadie más que de su familia, a la que quiso entronizar para convertir Europa en el cortijo de los Bonaparte. Quiso crear una dinastía que se adueñara del continente para hacerse el amo del mundo en una época en que la guerra de conquista era ya ilegítima, y más contra naciones vecinas que no le habían manifestado hostilidad. Este sujeto no fue más que un asesino, un déspota de metro y medio poseído de una megalomanía descomunal que costó millones de muertos y dejar en la ruina a países enteros. Demasiado generosos fueron los british, porque la realidad es que merecía acabar colgado del pescuezo en plaza pública como el perro tirano que fue.

Amo del castillo dijo...

Y no olvidemos, porque es imperdonable, los conventos saqueados por las hordas del enano aquel, las monjas violadas, los españoles masacrados como si fueran animales, las mujeres forzadas, los infinitos tesoros que el hermanito del perro se llevó, cientos de carros cargados de botín. Los gabachos, en su afán de venganza, hasta saquearon y profanaron las tumbas reales, esparcieron los restos de nuestros reyes, convirtieron las iglesias en cuadras, y un et cetera tan largo que no cabe aquí. Maldito sea por siempre el perro enano, aquel chiguagua cabezón devorado por la sarna. Yo escupo sobre su tumba en forma de bombonera cursi, amén.

Mabri Briones dijo...

https://d.wattpad.com/story_parts/199994350/images/14234e1781fcdde7.jpg
lo siento sr del castillo no pude resistirme pero al menos el enano esta ya muerto

nein, no es coña es que vi el comunismo y socialismo con esta imagen:
comunismo:
http://static.notinerd.com/wp-content/uploads/2015/06/2265.jpg
socialismo:
http://images.slideplayer.es/17/5431714/slides/slide_2.jpg

cual sistema de las 2 vacas usaba la URSS? su nombre dice que es socialista pero sus tecnicas de colectivizacion de tierra (holomodor) y el poder casi absoluto del estado stalinista es mas propio del comunismo

Mabri Briones dijo...

pienso que los tommies fueron bondadosos con napoleon para no causar repudio entre la poblacion de gabachos para poder tenerlos de aliados en el continente en caso de un pleito con prusia, algo asi hicieron los yankees con hirohito para poder ganarse a los japos y tenerlos como base de operaciones en la futura guerra contra los ivanes rojos (sovieticos)
ya sabe que a veces la simpatia es usada en la población derrotada por intereses de por medio

"Dos palancas mueven al hombre: el miedo y el interés".- Napoleón Bonaparte

Amo del castillo dijo...

Dejemos la política, Sr. Nathan. Es un tema abominable que corrompe todo lo que toda.

Por cierto que últimamente ha ganado fuerza la teoría de que los british envenenaron muy lentamente con arsénico al enano para impedir otro intento de fuga con el subsecuente gasto de vidas humanas de un nuevo Waterloo. Sea como fuere, no es nada para lo que merecía semejante bellaco

Mabri Briones dijo...

es que la duda no me deja dormir .w.

porque no dispararle en la nuca al enano?

ahora que recuerdo, ese casco lo tenia el pato de las macabras aventuras de billy y mandy como el perro una gorra de los estados confederados:

http://vignette3.wikia.nocookie.net/lasmacabrasaventurasdebillyymandy/images/1/1d/Pato_Fantasma.png/revision/latest?cb=20110511223910&path-prefix=es


http://statici.behindthevoiceactors.com/behindthevoiceactors/_img/chars/wiggy-jiggy-jed-the-grim-adventures-of-billy-and-mandy-9.44.jpg

Amo del castillo dijo...

No ejecutaron de forma explícita al enano porque, a pesar de haber llevado a su país a la ruina, en Francia seguía teniendo muchos partidarios que, con seguridad, habrían organizado una asonada de envergadura para vengar su muerte. En casos así lo mejor es dejar que esas figuras nocivas se diluyan en el tiempo hasta que nadie o casi nadie se acuerden de que existieron.

En cuando a la aparición del pickelhaube en los cómics, siempre ha sido bastante recurrente a la hora de presentar personajes totalitarios. Así mismo, la propaganda aliada lo convirtió en el símbolo del militarismo prusiano, por lo que incluso actualmente se usa cuando se quiere comparar a alguien con un dictador y cosas así.